|  

A diciembre, la tasa hipotecaria fija promedio a 30 años estaba en 3.11%, pero la semana pasada subió al 5.27%, que es su nivel más alto desde 2009.

2 No me gusta0

Según los datos de abril, el mercado inmobiliario de Estados Unidos, que históricamente ha estado activo, podría enfriarse dramáticamente.

Actualmente hay menos compradores que programan recorridos. Según la firma inmobiliaria Redfin, 15% de los vendedores de viviendas redujeron el precio de venta en abril, frente al 9% de mayo de 2021.

Otro dato importante es que la FED o Reserva Federal ha presionado al alza los tipos hipotecarios. A diciembre, la tasa hipotecaria fija promedio a 30 años estaba en 3.11%, pero la semana pasada subió al 5.27%, que es su nivel más alto desde 2009.

 

Estos aumentos a las tasas inhiben la compra de casas. Por ejemplo, si alguien obtuvo una hipoteca de 500,000 dólares a una tasa fija de 3.11%, ese prestatario pagará mensualmente en capital e intereses 2,138 dólares por un préstamo a 30 años; pero a una tasa del 5.27 %, el pago subiría a los 2,767 dólares. 

 

Exclusión vertical y horizontal

Las tasas altas no solo excluyen compradores, también significa que por las limitaciones de deuda a ingresos muchos han perdido su elegibilidad para una hipoteca.

Los expertos afirman que el enfriamiento de las últimas semanas es solo el comienzo, ya que la falta de inventario en los últimos dos años ha creado una acumulación de posibles compradores. 

El impacto económico causado por el aumento de las tasas hipotecarias también aumenta las probabilidades de que el mercado de la vivienda se sobrecaliente o pase a una bajada en los precios.

 

 

Durante gran parte del auge inmobiliario durante la pandemia, las hipotecas históricamente bajas protegieron a los compradores de viviendas, aunque los precios de las viviendas se dispararon 34.4% en los últimos dos años.

Según Black Knight, un proveedor de datos y tecnología hipotecaria, en diciembre, el hogar estadounidense gastaba 24 % de sus ingresos mensuales para pagar su hipoteca; pero a partir de la semana pasada, la relación entre pagos de la hipoteca e ingresos es del 34%. Esa lectura, que es la más alta desde 2006, da la idea de un deja vu sobre una nueva burbuja inmobiliaria.

Mark Zandi, economista jefe de Moody's Analytics, dijo que el aumento de las tasas hipotecarias que aumentó 19,8% en los últimos 12 meses, se podría reducir a cero en mayo de 2023. 

Según Moodys Analytics, el 96 % de los mercados inmobiliarios regionales están sobrevaluados y el 27 % de los mercados están sobrevaluados en más del 30 %, mientras que la Real Estate Initiative en Florida Atlantic University, destacó que 44% de los mercados que están sobrevaluados en más del 30%.

Por su parte, Corelogic predice que los precios de las viviendas en EU aumentarán otro 5.9%, mientras que la Asociación de Banqueros Hipotecarios pronostica que los precios de las viviendas en EU subirán 5.2% en los próximos 12 meses. 

Según Ali Wolf, economista jefe de la firma Zonda, una firma de investigación del mercado inmobiliario, señaló que "hay señales tempranas de que algunos de los fundamentales se debilitan, como un aumento en las viviendas con recortes de precios, un aumento en las cancelaciones en las comunidades con casas nuevas y más oficiales de crédito que informan que los compradores están comenzando a estirar los tiempos de decisión".

Con información de Fortune