|  

Estos corredores destacan entre 11 de la Ciudad de México, pues concentran el 53% de la disponibilidad de oficinas clase B.

10 No me gusta2

Ya que la reconversión de espacios de oficinas a vivienda en la Ciudad de México (CDMX) solo se permitirá en diez zonas, los corredores de Insurgentes y Reforma tienen el mayor potencial, puesto que concentran el 53% de la disponibilidad de oficinas clase B.

Para especialistas, los edificios clase B desocupados son los ideales para la reconversión y en el mercado inmobiliario de oficinas de la capital de México suman 600 mil metros cuadrados (m2) de espacio disponible.

 

Los edificios de oficinas en desuso o abandono serán reconvertidos en inmuebles habitacionales ante la sobreoferta de espacios corporativos y la necesidad de vivienda.

 

De acuerdo con información de Datoz, Insurgentes tiene un inventario clase B de 1 millón m2, de los cuales 185 mil m2 están disponibles; mientras que el inventario de esta clase en Reforma es de 532 mil m2 de los cuales 128 mil m2 están disponibles. A estos corredores les siguen Polanco y Periférico Sur.

La empresa recordó que hay varios puntos a considerar en los requerimientos del gobierno de la CDMX para dicha reconversión, por ejemplo, que se permitirá conservar hasta para el 40% de la superficie construida para oficinas, o que la estrategia será vigente hasta el último día de 2024.

En un comunicado, también dijo que no se autorizarán demoliciones totales, ni construcción de cajones de estacionamiento adicionales a los existentes, además de pedir un reporte fotográfico del interior y exterior del inmueble en el cual se observe la obsolescencia funcional, el desuso o abandono.

 

 

“Señalamos hace unos meses que los ganadores dentro del mercado de oficinas serán los edificios clase A+ y A con ubicaciones estratégicas y amenidades más deseables, mientras que los edificios clase B quedarán rezagados, por lo que tienen características que los hacen más viables para reconversión”.

El mercado inmobiliario de oficinas de CDMX cuenta con un inventario existente de 10.7 millones m2 de área neta rentable (ANR) distribuidos en 11 corredores, de los cuales el 28% del espacio es clase B, con 3.0 millones m2 al cierre de febrero de 2022, se indicó.