|  

BeamUP anunció una ronda inicial de 15 millones de dólares dirigida por StageOne Ventures, Ibex Investments y el CEO de Workday, Chano Fernández.

1 No me gusta0

Las grandes firmas inmobiliarias, tales como las fibras (vehículos destinados al financiamiento para la adquisición y/o construcción de bienes inmuebles), poseen y dan mantenimiento a muchos edificios.

Según una encuesta de la Oficina del Censo de Estados Unidos, una empresa promedio con 10,000 empleados tiene alrededor de 411 ligados a los centros de datos, campus corporativos, centros de logística y almacenes.

Sin embargo, también son grandes emisores de carbono y consumen aproximadamente el 40% de toda la energía utilizada en el planeta.

 

Cuando en 2002 que llegó el modelado 3D a través del sistema BIM (Modelado de información para la construcción, por sus siglas en inglés), se necesitaron 20 años para que este software, que permite a los arquitectos observar las secciones transversales de los edificios, se convirtiera en el estándar de la industria.

 

En este sentido, Los equipos de diseño de edificios buscan construir más alto y evitar costos así como reducir el tiempo para su ocupación. Los retos incluyen el buen diseño de ventiladores de escape y válvulas, circuitos eléctricos y la integración de principios “verdes” para cumplir las regulaciones ambientales.

Aquí entra el papel de Stephane Levy, un veterano de la construcción y fundador de BeamUP, una proptech que usa datos para reducir los tiempos de diseño y administrar los sistemas de una instalación a lo largo de su ciclo de vida de una edificación.

Y aquí llama la atención que BeamUP anunciara ayer 15 millones de dólares en una ronda de financiación inicial dirigida por StageOne Ventures, Ibex Investments y el CEO de Workday, Chano Fernández.

“El 90% de las hojas de cálculo contienen errores y miles de edificios están rastreando información crítica dentro de ellos, por lo tanto 70% del retrabajo durante la construcción es consecuencia de los errores de diseño, que representan del 7.25% al 10.89% de los costos de construcción. Hay que pensar en ese desperdicio en un centro de datos, por ejemplo, donde los costos de construcción pueden superar los 1,000 millones de dólares. Cuando un edificio está listo para operar, 30% de los datos de diseño se pierden”, destaca Levy.

 

 


La proptech prevé aumentar su fuerza laboral a 85 personas para fines de 2022, con lo que espera aumentar sus ingresos en 800% en ese periodo.

 

BeamUP impulsa "percepciones analíticas" sobre el rendimiento y la eficiencia de un edificio: “Nuestra tecnología incluye algoritmos y modelos de aprendizaje basado en miles de ejemplos de construcción para automatizar el proceso de diseño. Usamos datos únicos de planos de plantas para entrenar nuestros sistemas con modelos de Inteligencia Artificial [que] predicen soluciones de diseño y cumplimiento”, agrega.

Los datos con los que trabaja la proptech abarcan números de modelo de activos de instalaciones, ubicaciones, infraestructura de cableado y diferentes elementos arquitectónicos. Si bien la plataforma recopila algunos datos confidenciales de los clientes, como las direcciones de correo electrónico y la actividad dentro del sistema, Levy dice que los usuarios pueden solicitar que se eliminen de acuerdo con el Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea.

“La construcción y la administración de propiedades se encuentran entre las últimas industrias importantes en digitalizarse. Aunque existe un reconocimiento generalizado de que los procesos heredados son insostenibles, algunas personas en la industria temen que los nuevos métodos puedan conllevar un riesgo aún mayor, pero hay muchos actores regionales y una multitud de partes interesadas en lograr diferentes incentivos. BeamUP es primera plataforma que utiliza IA para ejecutar el diseño y la gestión de instalaciones a escala para cumplir los requisitos únicos de las organizaciones que aparecen en Fortune 500", destaca Levy, egresado de la Universidad de Tel Aviv destaca el portal TechCrunch.

Sobre el levantamiento de capital, Nate Meir, socio de StageOne Ventures, expresó su confianza en BeamUP: “La huella global de grandes empresas, que representan el 60% de los bienes raíces comerciales a nivel mundial, no solo afectan su desempeño financiero, sino a sus economías, desde el consumo de energía, planificación del transporte, bienestar de empleados y el empleo (…) BeamUP, demostró una tracción impresionante con los clientes globales que están automatizando estos procesos para mejorar las operaciones y reducir significativamente los costos año tras año”.

Levy finalmente dijo que el capital se utilizará para escalar los equipos de marketing, ventas y entrega al cliente de BeamUP durante tres años y reposicionar a los 37 empleados que tiene la proptech en Estados Unidos, Reino Unido e Israel (donde tiene su sede la empresa).

La proptech prevé aumentar su fuerza laboral a 85 personas para fines de 2022, con lo que espera aumentar sus ingresos en 800% en ese periodo.

Con información de TechCrunch.