La calificadora espera que las operaciones no bancarias crezcan entre 35% y 40% este año para llegar a entre 900,000 y 925,000 millones de pesos chilenos.

1 No me gusta0

Según un análisis que realizó la calificadora S&P, la proyección revisada para 2021 asume una recuperación del minorista de América Latina, a pesar de los confinamientos estrictos y extensos en la mayoría de los países donde opera.

Según S&P, “la empresa registró un desempeño operativo mejor de lo esperado. El crecimiento bruto de 123% en el valor de las mercancías de la unidad de comercio electrónico (GMV, por sus siglas en inglés) en 2020 y de 142% año tras año a marzo de 2021, dieron resultados sólidos y resilientes del segmento de supermercados de la compañía en Chile y Perú, junto con resultados sólidos en sus diversos formatos minoristas en Chile, permitieron a la compañía superar nuestras expectativas de desempeño en el cuarto trimestre de 2020 y el primer trimestre de 2021”.

El análisis destaca que el avance de la vacunación en los países donde opera Falabella ha sido desigual; sin embargo, “consideramos que lo peor de la pandemia ha pasado y las interrupciones comerciales deberían ser significativamente menores”.

La calificadora destaca que los centros comerciales seguirán siendo los más afectados por los cierres, pero deberían registrar una recuperación gradual. “Esperamos un crecimiento general de ingresos de un solo dígito bajo a medio y que los márgenes de EBITDA aumenten a alrededor del 11% en los próximos dos o tres años. Esperamos que el EBITDA de las operaciones no bancarias crezca entre 35% y 40% este año entre 900,000 y 925,000 millones de pesos chilenos con un monto de crecimiento de alrededor del 5% en 2022”.

Resultados mixtos

Las fuertes medidas aplicadas en Chile, que incluyen subsidios directos y tres retiros de fondos de pensiones (dos en 2020 y un tercero en mayo de 2021), totalizaron cerca de 50,000 millones de dólares (aproximadamente 20% del PIB), impulsaron el consumo desde agosto de 2020 y provocaron una caída de las tasas de morosidad de los créditos.

Gracias a los retiros de los fondos de pensiones, las ventas minoristas en Chile crecieron casi 30% entre enero y junio de 2021. Sin embargo, S&P espera que el crecimiento se modere drásticamente.

No obstante, esperamos que la recuperación económica (crecimiento del producto interno bruto --PIB-- de 6.9% en 2021 y alrededor del 3% en los próximos dos años) respalde un crecimiento modesto de los ingresos en el negocio minorista de la empresa en Chile.

Por su parte, Falabella en Perú registró un crecimiento de ingresos del 30% en 2020, pero las tiendas de mejoramiento para el hogar y los grandes almacenes experimentaron una contracción de entre 12% a 15%.

“Esperamos que ambos segmentos aumenten entre 15% y 20% este año, aunque el debilitamiento de esta moneda frente al peso chileno moderará la mejora operativa. Los ingresos de las tiendas departamentales de Falabella en Colombia cayeron casi 6% en 2020 y los disturbios sociales en el primer semestre de este año han demorado la recuperación. Sin embargo, esperamos que el crecimiento del PIB de aproximadamente 11% en 2021 y de 3% a 4% en los próximos dos años en Perú”.

El análisis destaca que Falabella se apresuró a lanzar su aplicación de entrega a pedido para supermercados, introdujo una billetera digital, las tarjetas de crédito y débito digital de la compañía, transformó algunas tiendas en tiendas oscuras (para ventas no presenciales), y redujo el número de sucursales bancarias para salir al paso.

S&P destacó dos escenarios:

En un escenario negativo, S&P podría bajar las calificaciones de Falabella en los próximos 12 meses si ocurre una recuperación más débil de lo esperado en los ingresos; si la estrategia omnicanal no logra recuperar el crecimiento de los ingresos y los márgenes; y si se presenta una economía más débil, lo que podría afectar la calidad crediticia de la cartera, las ganancias y el capital de los bancos.

Finalmente, en un escenario positivo, “podríamos subir las calificaciones en los próximos 24 meses si esperamos que las operaciones no bancarias de la compañía mantengan cómodamente la deuda ajustada a EBITDA por debajo de 2.5 veces y mantengan el crecimiento de los ingresos y los márgenes de EBITDA por encima de nuestros supuestos del escenario base, en el rango de 13% a 15%”.