En el año aún acumula minusvalías por 2.73%, mientras que julio cerró con un 1.2% al alza.

1 No me gusta1

El índice sectorial S&P/BMV Fibras cerró julio con un avance de 1.2%, rompiendo así con las caídas mensuales que registraba desde abril pasado y, al mismo tiempo, recortó las minusvalías acumuladas en el 2021, aunque sigue manteniéndose con una baja de 2.73 por ciento anual.

Armando Rodríguez, director de Análisis Bursátil en Signum Research, explicó que el alza en esta canasta integrada por 10 fibras, de un total de 17 que cotizan en la Bolsa de valores de México, obedece a un mejor panorama para la economía nacional y a la reapertura de actividades comerciales, lo que beneficia a las emisoras que arriendan centros comerciales y hoteles.

Del total de la muestra, únicamente cuatro fibras cerraron con rendimientos dicho mes, liderando la lista FibraHotel, con un repunte de 28% en el precio de sus  certificados bursátiles fiduciarios inmobiliarios (CBFI).

El segundo mejor retorno estuvo del lado de los papeles de Fibra MTY, con +7.0% y Fibra Terrafina ganó en el periodo 2.6%, mientras que Fibra Inn fue la cuarta emisora que dio rendimiento a los tenedores, al subir 1.2 por ciento. 

Destacó el desempeño de los fideicomisos de bienes raíces hoteleros, que terminaron el mes de julio con ganancias, tras las fuertes caídas que registraron en el periodo más álgido de la pandemia.

En contraste, los Fibras con mayores pérdidas fueron Fibra HD (-29.3%); Fibra Plus (-20.1%) y Fibra Macquarie (13.7%). Las dos primeras firmas están en proceso de fusionar sus negocios, tras haber recibido la aprobación de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), hecho que marcaría un parteaguas en el desarrollo de estos vehículos de inversión en el país.

“Pese a que el sector de fibras ha presentado un desempeño inferior respecto al mercado local, existen emisoras más defensivas, las industriales, que han ayudado a compensar los retos que se han observado a consecuencia de la pandemia”, explicó Roberto Solano, coordinador de Análisis Bursátil en Monex Casa de Bolsa. 

El especialista dijo que en esta segunda mitad del año seguirán fuertes los fibras industriales y la evolución del sector comercial dependerá del avance de la pandemia. Para el sector de oficinas la recuperación podría llevar más tiempo respecto al previsto.

Armando Rodríguez explicó que la nueva ola de contagios con la variante Delta del Coronavirus ha impuesto nuevas restricciones, aunque se prevé que las medidas de distanciamiento social y cierre de actividades no serán tan drásticas como la que se vivió el año pasado, ante el avance en las campañas de vacunación y un mejor panorama económico nacional.

En ello coincidió Roberto Sola, al exponer que “un mayor esquema de vacunación e inmunidad de la población, que pese a considerar momentos de contagios, mantendría el factor económico y de movilidad abierta para evitar efectos adversos”, lo que beneficiará a los fibras.