|  

La demanda se ha incrementado alrededor de cuatro veces respecto al año pasado y los precios se han elevado alrededor de 10 por ciento.

2 No me gusta0

El mercado inmobiliario de lujo de Miami se vio impulsado por la demanda que aumentó durante la emergencia sanitaria del Covid-19, por lo que se prevé que la inversión sigan creciendo en los próximos años, explicó Irene Fernández, propietaria de Elite Properties Miami.

“Tras la pandemia, cuando la gente se da cuenta que puede trabajar de manera de remota ha venido a Miami a buscar un lugar para tener una segunda casa y sabemos que a futuro esa inversión puede crecer (ya que hemos) visto que la ciudad se ha colocado en el top-ten dentro del mercado de bienes raíces de Estados Unidos”, aseguró la entrevistada.

Para dimensionar el auge de este segmento inmobiliario dijo que en lo que va de este año. La demanda se ha incrementado alrededor de cuatro veces respecto al año pasado, mientras que las ventas de propiedades de lujo han crecido en esa misma proporción. 

“El nivel de inventario que se tenía normalmente para dos y tres años ha bajado entre seis meses a un año, eso es muy poco inventario”, aseveró.

Agregó que el arribo de marcas importantes y una escasa oferta ha hecho que Miami se convierta en una ciudad más valiosa y en un mercado mucho más exclusivo, lo que está aumentando el interés en adquirir departamentos.

Respecto a los precios, explicó que se ha observado un aumento de alrededor de 10% en el último año, típicamente las alzas se ubican entre uno y tres por ciento de manera anual. 

Aunque puntualizó que los precios dependen de la zona y tipo de vivienda. Para las propiedades de lujo fluctúan entre un millón y medio de dólares hacia arriba y pueden alcanzar niveles de más de seis millones de dólares y de 12 millones de dólares para el segmento más alto o de superlujo.

Irene Fernández, que es conocedora de este mercado, dijo que el reciente “boom” ha sido impresionante, sobre todo por la demanda de compradores tanto locales, que provienen principalmente de las ciudades de Nueva York, California y Chicago. También ha crecido el interés de inversionistas de la región de Sudamérica y Europa.

“Los precios en Miami son más accesibles, por ejemplo, se puede adquirir una propiedad mucho más grande y con un menor precio que en Nueva York”, añadió la experta en bienes raíces.

Sobre esta creciente demanda descartó que pueda crearse una burbuja inmobiliaria como en el año 2000. “Hoy la gente está calificada para comprar; hay poca oferta y mucha demanda y los precios se han ajustado porque se ha visto el valor de la ciudad. No es que estén invirtiendo en un mercado caro, sino que Miami ha cobrado valor y se le está apostando por todo lo que viene”, opinó Irene Fernández.

Miami es una ciudad ubicada en el sureste de Florida, Estados Unidos, reconocida por sus icónicas playas. Su economía es diversa y su fácil acceso a los mercados internacionales lo convierten en una puerta de entrada a los negocios extranjeros y un punto de acceso para residentes e inversionistas.

La ciudad estadounidense alberga tres aeropuertos internacionales y varios puertos internacionales de cruceros y embarcaciones, lo que proporciona un fácil acceso a varios países de América del Sur y América Latina.

El área más grande de Miami-Dade, Florida, alberga a más de 2.8 millones de residentes y tiene la mayor población de nacidos en el extranjero en el país, y la mayoría de los residentes son de etnia hispana.