Según el análisis la pandemia aceleró el consumo en línea, pues en el 2020 el 18% de los estadounidenses compraron productos online y prevé que la penetración del comercio electrónico aumentará a 27% para 2026.

1 No me gusta0

Para el año 2026 alrededor de 80,000 tiendas minoristas, o el 9% de todas las tiendas, en Estados Unidos cerrarán afectadas por el crecimiento registrado en las ventas en línea y que se aceleró con la pandemia de Covid-19, según el pronóstico de la firma suiza de servicios financieros UBS.

"El legado duradero de una pandemia es el aumento de la penetración en línea. Esperamos que continúe creciendo, lo que impulsará una mayor racionalización de las tiendas minoristas, especialmente a medida que disminuyan algunas de sus propias medidas de apoyo del gobierno", expuso el analista de la firma Michael Lasser.

Según el análisis de UBS la pandemia aceleró el consumo en línea en Estados Unidos, puesto que señala que aproximadamente el 14% de los estadounidenses compraron productos online en el 2019, mientras que en ese número creció al 18% en el 2020 y prevé que la penetración del comercio electrónico aumentará a 27% para 2026.

Añade que esta tendencia naturalmente desviará las ventas de las tiendas físicas, puesto que cada aumento del 1% en la penetración del comercio electrónico alrededor de 8,000 tiendas tendrían que cerrar. 

Y para seguir siendo productivas, a medida que aumentan los gastos de renta de espacios y salario de trabajadores, las tiendas necesitan que las ventas crezcan a un ritmo del 3% al 4% anual.

UBS espera ver la mayor cantidad de cierres entre los minoristas que venden ropa y accesorios en los próximos años. Calcula que los cierres en este nicho serán de alrededor de 21,000 unidades para 2026, y muchas de las tiendas cerradas se ubican en los centros comerciales.

La firma de investigación y asesoría del sector comercio minorista, Coresight Research, calculó que las tiendas minoristas estadounidenses anunciaron el cierre de 3,169 tiendas y la apertura de 3,535 tiendas en lo que va de año. En el 2019 cerraron 9,832 unidades y el año pasado se registraron 8,741 cierres.

El reporte advierte que la crisis sanitaria dejó en claro que aunque las tiendas pueden seguir siendo esenciales, también necesitan “un propósito claro para seguir existiendo”.