Armani siempre defendió la idea de que la independencia económica era el valor fundamental para trabajar con libertad y sin condicionamiento.

1 No me gusta0

La casa de moda Giorgio Armani consideraría una empresa conjunta con otra firma italiana, debido a que la emergencia del Covid-19 le hizo ‘abrir un poco los ojos’.

Armani descartó seguir el camino de otras marcas italianas de lujo, incluidas Gucci, Fendi y Bulgari, que fueron compradas por Louis Vuitton Moët Hennessy (LVMH) y Kering SA.

En una reciente entrevista, el empresario admitió que su idea de que la empresa debería seguir como independiente ya no era ‘tan estrictamente necesaria’.

"Se podría pensar en un enlace con una importante empresa italiana", dijo sin dar más detalles, excepto para agregar que no tenía que ser una empresa de moda.

Giorgio Armani fundó la firma que lleva su nombre en 1975 con su socio y amigo Sergio Galeotti, pero desde la muerte de este último en 1985, dirige la casa en solitario.

El diseñador italiano siempre defendió la idea de que la independencia económica era el valor fundamental para trabajar con total libertad y sin condicionamiento.

En este sentido, rechazó durante años las propuestas de compra de otros grupos extranjeros, a las que sí sucumbieron otras firmas italianas.

/Con información de Reuters/