En contraparte, las ciudades con el m² más accesible fueron Bogotá (1.217), Quito (1.250), Córdoba (Argentina) con 1.442, y Guadalajara, con 1.535 dólares.

3 No me gusta3

Los precios de la tierra para edificación en América Latina contienen varios elementos diferenciadores. Entre estos destacan una alta demanda, el costo de la tierra (por su ubicación), disponibilidad y características físicas, los cuales son algunos de los factores que influyen en el precio del metro cuadrado. 

De acuerdo con el análisis “Relevamiento Inmobiliario de América Latina”, en la región, el precio por metro cuadrado subió prácticamente 2% tasado en dólares, según una cotización de septiembre de 2020.

Según analistas de la plataforma inmobiliaria Lamudi, el precio del m² se calcula con base en ciertos criterios particulares, por lo que establecer un promedio general podría ser complicado. 

En Latinoamérica, el precio por metro cuadrado subió casi un 2% en dólares de acuerdo con el  estudio Relevamiento Inmobiliario de América Latina de septiembre de 2020. 

El estudio arrojó que las ciudades con el precio más elevado por m² fueron Santiago de Chile (3.278 dólares por metro cuadrado), Montevideo (2.857), Buenos Aires (2.847) y la Ciudad de México, con 2.269 dólares.

En contraparte, las ciudades con el m² más accesible de la región fueron Bogotá (1.217), Quito (1.250), Córdoba (Argentina), con 1.442 USD y Guadalajara, con 1.535 dólares por metro cuadrado.

Los creadores del análisis aclaran que se establece que no son precios de transacción, sino precios pedidos por el vendedor, según un análisis métrico de los avisos clasificados en diversos portales inmobiliarios.

Para evitar sesgos en este tipo de mediciones, se enfocaron en determinadas colonias de cada ciudad las que típicamente son habitadas por profesionistas.

Para lo anterior, se tienen que anteponer factores, como el hecho que muchos extranjeros busquen vivir en México por su zona geográfica, clima y desarrollo, por lo que el sector inmobiliario debe buscar cómo aprovechar la nueva normalidad para impulsar la economía y ¿por qué no? pensar en la inversión extranjera, argumentó Daniel Narváez, VP de Marketing de Lamudi.

“México es un país interesante para inversionistas y desarrolladores. Hay muchas zonas de conversión y ciudades que están creciendo en plusvalía, lo que hace que Latinoamérica voltee a ver a México como una buena oportunidad” finalizó.