La plusvalía es el mejor escudo ante una crisis económica, los tiempos de incertidumbre han demostrado una y otra vez que para proteger el patrimonio hay que invertir en bienes raíces.

 

9 No me gusta7

La crisis económica originada por la pandemia dejó a muchos mercados en pésimas condiciones, con industrias como el turismo y entretenimiento casi al borde de la quiebra, mientras que otras se han tenido que reinventar para mantenerse vigentes y atractivas para los inversionistas.

A continuación reproducimos un análisis de M2Crowd, que argumenta por qué hay que seguir invirtiendo en bienes raíces en este año que sigue con mucha incertidumbre.

En este escenario de cautela, a muchas personas la idea de seguir invirtiendo o comenzar a hacerlo puede sonar descabellada, pero la realidad es que mientras algunos sectores se debilitaron mucho, otros se mantuvieron sólidos y algunos más incluso se fortalecieron. Uno de los sectores que mantuvieron esta solidez es el de los bienes raíces, pues las tasas de interés a la baja, sumadas a las reformas a las leyes de Infonavit y el Fovissste han hecho de los bienes inmuebles sigue siendo un refugio para la inversión en México.

De acuerdo con BBVA Research, la iniciativa de reforma presentada por el poder Ejecutivo Federal y publicada en la Gaceta Parlamentaria de la Cámara de Diputados el pasado 7 de octubre de 2020, tiene como objetivo ampliar el marco normativo actual del otorgamiento de financiamientos para soluciones habitacionales.

“Las nuevas disposiciones de Ley permiten que cada vez más personas tengan acceso a mejores opciones de vivienda, así como posibilidades de inversión más amplias en bienes inmuebles; aunque nos encontramos en un entorno tan retador, la inversión inmobiliario sigue prometiendo buenos rendimientos y bastante seguridad a mediano y largo plazo.”, señala Simon Dalgleish, director general, de M2Crowd, plataforma de fondeo colectivo inmobiliario.

Para este año se espera que con la llegada de la vacuna contra el Covid-19 y la apertura del comercio nacional e internacional, la economía pueda comenzar a estabilizarse, por lo que una inversión inmobiliaria sigue siendo una opción viable ahora que las tasas de interés van a la baja y la oferta de propiedades es alta, este último punto porque debe generar oportunidades de comprar con mayores descuentos a quienes requieren liquidez. Por su parte, las instituciones financieras han presentado facilidades no vistas en los últimos 15 años, como lo son tasas de crédito hipotecario por debajo del 7%, por lo cual se espera que más personas se interesen en comprar vivienda.

Es cierto que el panorama todavía es complejo en lo general, pero la demanda de inmuebles no se detuvo a pesar de la crisis mundial, demostrando la solidez del sector inmobiliario. Tanto para quienes desean proteger su dinero, como para quienes busquen un sector rentable, es una gran oportunidad de invertir”, agrega Simon.

De acuerdo con el Índice SHF de Precios de la Vivienda con crédito hipotecario, el tercer trimestre de 2020 tuvo una apreciación de 5% en comparación con el año anterior, un 5.9% acumulado en los primeros nueve meses del año respecto a 2019. Por su parte, el Índice SHF de vivienda nueva tuvo una variación de 6.3%, al tercer trimestre de 2020.

El Reporte del Mercado Inmobiliario 2020 elaborado por Lamudi señala que las viviendas de interés social e interés medio, con precios menos a 3 millones de pesos, representan el 44% de la demanda total de vivienda. “Los proyectos de vivienda de este tipo pueden apoyarse en campañas de crowdfunding para financiar una parte del proyecto, y aquí es donde existe una gran oportunidad para las personas de invertir dinero en este sector”, mencionó el directivo de M2Crowd.