La meta será aprovechar la reactivación de la construcción, al generar procesos más ágiles, mejorando los tiempos de respuesta.

2 No me gusta0

Una nueva alianza en el sector inmobiliario impulsará el crédito puente con intenciones de ampliar la oferta a crédito simple y arrendamiento, dependiendo de las necesidades del mercado, lo que detonará al sector en el contexto de la pandemia sanitaria. Con un apoyo a inversionistas, desarrolladores, asesores inmobiliarios y usuarios finales en la generación de patrimonio.

En este sentido, los dos primeros deberán mostrar su experiencia en proyectos similares al que se busca fondear, contar con un historial adecuado en buro de crédito y fundamentar la viabilidad técnica y financiera del proyecto, señalaron Legal Global Consulting (LCG) y la Sofom Serfimex Capital; entes que también trabajarán en identificar las necesidades del sector en su reactivación, lo que está demandando el mercado y su nivel de riesgos.

La meta será aprovechar la reactivación de la construcción, al generar procesos más ágiles, mejorando los tiempos de respuesta que la banca tradicional otorga actualmente. “El objetivo será reducir la duración del proceso al contar con el aval que la consultora obtendrá al prospectar clientes adecuados, ayudando al proceso de selección de candidatos con proyectos bien estructurados y una posición financiera adecuada, lo que facilita su acreditación, obteniendo una pre autorización en tan solo siete días”.

Con el instrumento de crédito puente, la Sofom busca mejorar la eficiencia en el servicio del crédito con los desarrolladores, al apoyarse de la consultora como intermediario para empatar tanto la originación, como el servicio del crédito, indicó Serfimex Capital en un comunicado.

José Luis González, gerente de Crédito Puente de Serfimex Capital comenta que la reducción de las tasas de interés es detonante de dos temas: Por un lado, se reactiva la compra de viviendas cuando las personas que han tenido la intención de adquirir, toman la decisión al contar con pagos cómodos y fijos en pesos. Y por otro lado, se reactiva la producción de viviendas cuando los desarrolladores perciben esta demanda y cuentan con tasas de interés bajas, como las que hoy se tienen, para financiar sus proyectos.

Añadió que la dinámica económica hoy presenta una desaceleración, pero al final no está detenida y se han notado signos positivos de reactivación desde el segundo semestre del año en curso, por lo que el proceso de formación de patrimonio no se ha detenido y “esperamos un incremento importante en la demanda de vivienda para 2021”.

En opinión de los expertos, el interés por nueva vivienda continuará, impulsado por la baja en tasas y disminución de comisiones, impactando directamente en hipotecas más accesibles y con tasa fija que pueden llegar a 7.75 por ciento.