El presidente de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), Gustavo Rivera Cerda, lamentó la falta de apoyo del Gobierno Federal.

3 No me gusta1

De momento, ningún empleo se ha perdido en el sector inmobiliario, debido a que los empresarios del ramo han buscado la manera de seguir manteniendo activas las fuentes de trabajo; sin embargo, algunos han tenido hasta sacar recursos de sus propios bolsillos para poder pagarle a sus colaboradores. Así lo manifestó el presidente de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), Gustavo Rivera Cerda, quien comentó que pese a que se rumora que hay algunos empresarios que están atravesando situaciones complicadas, afortunadamente ninguna inmobiliaria se ha visto en la necesidad de cerrar definitivamente y menos de despedir personal.

Aclaró que si bien, dependiendo de las capacidades financieras de las inmobiliarias éstas han tenido que negociar los salarios con sus trabajadores, pero siempre buscan alternativas para salir adelante y no caer en despidos. “Hasta ahorita no tengo reporte de alguna que quiera darse de baja o cerrar, hay rumores de que está complicado, pero afortunadamente también el mercado está respondiendo poco a poco y eso nos está ayudando mucho a no tener que despedir a nuestros empleados”, expresó.

No obstante, lamentó que el Gobierno Federal tan sólo les esté dando “atole con el dedo” a los empresarios, con las propuestas que hizo sobre la reducción de algunos pagos ante el Seguro Social e Infonavit. “Desgraciadamente el Gobierno Federal tiene una idea completamente diferente a lo que venimos haciendo los empresarios, y ahora resulta que somos nosotros los que estamos actuando mal. Definitivamente debemos seguir con la presión hacia el Gobierno Federal para pedir que las cosas se den como debe ser, que realmente haya apoyos y situaciones de ayuda hacia los empresarios”, apuntó.