Prevé, que la disminución de ingresos por hospedaje sea el resultado de tasas de ocupación por debajo del 30% de abril a junio.

1 No me gusta4

La calidad crediticia del fideicomiso del sector hotelero Fibra Inn, fue rebajada por Fitch Ratings, a A+(mex) desde AA-(mex) y revisó la perspectiva a negativa desde estable; una muestra más de los efectos en la economía a causa del COVID-19 en el mundo. La calificadora argumentó que esta baja se basa en la disminución esperada en la generación de EBITDA y los nuevos niveles de apalancamiento neto estimado para el mediano plazo.

Incluso, prevé que la disminución de ingresos por hospedaje sea el resultado de tasas de ocupación por debajo del 30% de abril a junio; derivado de la caída en el volumen de viajeros en lo que queda del 2020. No obstante, dichas tasas comenzarán a recuperarse paulatinamente a partir de julio y regresar a niveles históricos hacia el 2021.

Además, Fitch Ratings, estimó que el apalancamiento neto se situará en niveles superiores a 5.0 veces en el 2021 y el 2022; pues el fideicomiso venía presionado desde hace casi dos años debido a la baja de ocupación porque el gasto gubernamental se contrajo y creció la cautela por parte del sector privado después del cambio de gobierno en el país.

Asimismo, una mayor competencia entre hoteles limitó incrementos en la tarifa diaria; lo que, aunado a la venta de tres propiedades de Fibra Inn, resultó en una disminución de 6.6% en los ingresos totales. “El entorno desafiante prevaleciente en México desde mediados del 2018 ha sido exacerbado por presiones a la demanda provenientes de la suspensión de actividades por las medidas implementadas por las autoridades para hacer frente a la contingencia sanitaria ocasionada por el coronavirus”, señaló la firma.

/Con información de El Economista./