Mañana se inaugura la primera fase de este desarrollo de Real Estate; esperan que su construcción culmine en 2022.

El desarrollo de Hudson Yards despliega una vista imponente desde la entrada a la ciudad de Nueva York, visto desde Nueva Jersey y hasta antes de entrar al túnel Presidente Lincoln. Es considerado el barrio más moderno de la mayor metrópoli de Estados Unidos, también conocido como Far West Side. El espacio combina oficinas, residencias de lujo en seis elevados edificios, con zonas de entretenimiento, arte y un colegio de vanguardia.

El complejo inmobiliario se despliega desde la Calle 30 a la 34, entre las Avenidas 10 y 11 en Manhattan. El nuevo vecindario, coronado por rascacielos, cuenta con una veintena de locales dedicados a la restauración, como el Mercado Little Spain, con una muestra de gastronomía española, que ofrece una oferta más para lo que es considerada la meca culinaria mundial.

Se espera que con la dinamización del barrio, el impacto en la economía y el ritmo de la ciudad será más significativo ya que creará el doble de empleos que el proyecto fallido de Amazon en Long Island City. A Hudson Yards lo lideran los gigantes inmobiliarios Related Companies y Oxford Properties Group;  su complejo de negocios se relanzó desde hace 14 años, cuando el entonces alcalde Michael Bloomberg apostó porque la ciudad acogiera a los Juegos Olímpicos, en lo que antes fue una zona inaccesible para el público.

También contará con un estadio deportivo, y se inaugura para mañana la primera fase de un proyecto que cuando culmine en 2022; según estimaciones, habrá requerido al menos 25 mil millones de dólares en inversiones, en un espacio mayor que el Rockefeller Center entre la Quinta y la Sexta Avenida y que se espera, duplicará en tamaño al nuevo World Trade Center en Manhattan.

El edificio más alto en Hudson Yards mide más de 395 metros y se inaugurará en 2020. Entre sus inquilinos tendrá al grupo de medios Time Warner. El edificio 10, también de oficinas, incluirá un segmento retail, tipo flagship, que tendrá entre sus inquilinos a Coach y L´Oréal. El 55 de Hudson Yards también contará con oficinas, mientras que el 15 será un edificio residencial con acceso directo al High Line, parque elevado que lleva a Meatpacking Distrit y una de las atracciones turísticas más populares en la ciudad. Ahí estarán 285 apartamentos de lujo y 107 viviendas de alquiler a precios asequibles. El 35 será de carácter mixto, ya que combinará hotel y residencias.

En abril se inaugurará The Shed, que contará con dos hectáreas de zonas verdes, donde se plantarán 200 árboles. El artífice de este megaproyecto inmobiliario es el magnate Stephen Ross, dueño de Related y patrón de los Miami Dolphins, cuya fortuna se estima en 6 mil 500 millones de dólares.


Con información de El País y CBS.