|  

La sostenibilidad en la construcción se ha convertido en una prioridad urgente, especialmente considerando que el sector es responsable del 37% de las emisiones globales, según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

8 No me gusta0

Si no se toman medidas inmediatas, las emisiones globales del sector de la construcción podrían aumentar un 13% para 2035, como lo señala el informe "Edificios verdes: Construcción sostenible en los mercados emergentes" de la Corporación Financiera Internacional (IFC).

 

En México, la conciencia sobre la construcción sostenible ha crecido significativamente. En 2023, el país se posicionó en el décimo lugar mundial en edificación verde, con más de 1.6 millones de metros cuadrados certificados bajo los estándares de LEED. Esta tendencia refleja un cambio de mentalidad en el sector, donde la sostenibilidad ya no se ve como un lujo costoso, sino como una necesidad y un valor fundamental para los proyectos.

 

Al respeto, los expertos de Escala comparten 5 acciones clave para una construcción sostenible:

  1. Integración de tecnología desde la planeación

Utilizar softwares avanzados y tecnología BIM (Building Information Modeling) permite calcular el consumo de energía desde las primeras etapas de diseño. Esto facilita la toma de decisiones informadas sobre orientación, sistemas constructivos, materiales y equipamientos, contribuyendo significativamente a la sostenibilidad del proyecto.

  1. Implementación de sistemas que reduzcan el consumo

No solo se debe enfocar en la reducción del consumo de energía, sino también de agua. La crisis hídrica actual requiere edificaciones que minimicen el uso de estos recursos en su operación diaria, contribuyendo así a una mayor eficiencia y sostenibilidad.

  1. Perspectiva de urbanismo sostenible

 

La sostenibilidad no se limita a los edificios, sino que también abarca el entorno urbano. Es esencial promover la movilidad alternativa y seleccionar sitios accesibles para el transporte público, así como cercanos a infraestructura esencial como escuelas, parques y hospitales.

 

  1. Áreas verdes con conciencia ecológica

Las áreas verdes deben diseñarse para requerir un bajo consumo de agua. Espacios como jardines de lluvia pueden ayudar a evitar inundaciones y a recargar los acuíferos subterráneos. Estos espacios deben ser funcionales y disfrutables para los habitantes, integrándose como parte del entorno natural.

  1. Uso de materiales locales y de bajo impacto ambiental

Al seleccionar materiales, es crucial considerar no solo sus propiedades físicas, sino también su origen y el impacto ambiental asociado a su transporte. Optar por materiales locales y con una baja huella de carbono contribuye a la sostenibilidad global del proyecto.

 

Pedro Valdés, director general de Escala, enfatiza la responsabilidad del sector de la construcción en México: “La industria debe liderar con el ejemplo, adoptando y promoviendo prácticas que no solo respeten el medio ambiente, sino que también ofrezcan soluciones económicas viables. La construcción sostenible no es solo una elección ética, sino una estrategia inteligente para el desarrollo a largo plazo”.

 

El compromiso con estas acciones no solo ayudará a cumplir con los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU, sino que también asegurará un futuro más verde y resiliente para todos.