|  

El Aeropuerto Internacional Felipe Carrillo Puerto de Tulum cuenta con la infraestructura, instalaciones y servicios adecuados para atender a aeronaves, pasajeros, carga y correo del servicio de transporte aéreo nacional e internacional.

17 No me gusta0

 

Siguiendo el plan, el presidente de México Andrés Manuel López Obrador inauguró de manera oficial el Aeropuerto Internacional Felipe Carrillo Puerto de Tulum en Quintana Roo.

Este 1 de diciembre es un día “muy importante” por la inauguración del aeropuerto internacional, mencionó López Obrador a la prensa, antes del evento.

Al presidente lo acompañaron Luis Crescencio Sandoval, secretario de la Defensa Nacional (Sedena);  el general Ricardo Vallejo; Mara Lezama, gobernadora de Quintana Roo, el Ingeniero Carlos Slim; Jorge Nuño Lara, titular de la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT), entre otras personalidades.

 

 

La sede aérea tiene capacidad para 5.5 millones de viajeros anuales en la primera etapa del proyecto. El operador será una unidad administrativa del Grupo Aeroportuario, Ferroviario y de Servicios Auxiliares y Conexos, Olmeca-Maya-Mexica SA de CV.

Después de 3 años de construcción, este aeropuerto inicia operaciones con 5 vuelos diarios, entre ellos de las aerolíneas Aeroméxico y Viva Aerobus, con destinos nacionales e internacionales.

 

 

 

Viva dio a conocer que el primer vuelo comercial en aterrizar en Tulum fue suyo, el VB9360, desde el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), y llegó a las 13:15 horas con 179 pasajeros a bordo.

Un dato poco conocido del nombre del nuevo aeropuerto es que debe su nombre a Felipe Carrillo Puerto, defensor de los pueblos mayas, y de quien esta infraestructura tiene una escultura, justo en la entrada de la terminal y detrás de una bandera de México.

 

La construcción del aeropuerto de Tulum la realizó el personal de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

 

El aeropuerto de Tulum cuenta con una pista de 3,500 metros de extensión, un edificio terminal de pasajeros de 75,153 metros cuadros; 500 cajones de estacionamiento y 13 salas de abordar, entre otros espacios.

La sede aérea es considerada la más grande de la Península de Yucatán, después del Aeropuerto internacional de Cancún, por lo que impulsará el turismo, la conectividad y la economía local.