Durante 2018, AMLO en campaña había prometió incentivar con estímulos tributarios y créditos a las industrias locales para fabricar plantas de energías renovables. En el poder, las obstaculiza. 

0 No me gusta1

Durante una sesión de la Comisión Reguladora de Energía se rechazó la propuesta que realizó la empresa Saturno Solar para llevar a cabo proyectos para el aprovechamiento de la energía solar en Puebla.

La decisión fue dada a conocer en una sesión extraordinaria la cual obtuvo unanimidad de votos, aunque los comisionados Luis Guillermo Pineda y Guadalupe Escalante manifestaron un voto concurrente, es decir, votaron a favor de su aprobación pero difirieron en la argumentación que sustentó esta decisión.

Con la decisión, la Comisión Reguladora de Energía (CRE)  negó la posibilidad de generar energía eléctrica desde la solar a la empresa.

El trámite, tras 2 años

Según la petición para permiso de generación de energía eléctrica que inició su trámite el pasado 6 de noviembre de 2019, ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), los permisos se utilizarían en la planta fotovoltaica ‘Saturno Solar’, ubicada en los municipios de Singuilucan, Epazoyucan y Zempoala, en Hidalgo.

El proyecto contemplaba la realización de parque de generación de energía solar fotovoltaica, que se conectaría mediante una línea de transmisión eléctrica a la red de distribución de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en 230 kV a través de subestaciones.

El área donde estaría la ‘Planta Fotovoltaica Saturno Solar’ de la Empresa Saturno Solar contaba con 59 propiedades rústicas, de las cuales, 58 son parcelas ejidales pertenecientes a los Ejidos de Santa Mónica, Epazoyucan y Escobillas y una propiedad privada correspondiente al Municipio de Singuilucan.

No a energías limpias

Irónicamente, según datos a conocer por la misma CRE en mayo de 2020, mientras las plantas eléctricas que producen electricidad con sol o viento tienen un costo de 400 pesos por MWh, el carbón y combustóleo registran costos de 2,400 y 1,700 pesos por MWh, es decir, son hasta 600% más caras.

En el marco de su tercer informe de gobierno, el New York Times, había señalado hace tres años, el potencial y las promesas de AMLO para detonar las energías limpias, las cuales ahora son una añoranza:

“López Obrador ha anunciado planes ambiciosos para aumentar la generación de energías renovables tanto en proyectos de gran escala —como presas hidroeléctricas— como en pequeños sistemas de energía descentralizados —como azoteas solares en casas habitación y empresas y como la que se acaba de prohibir en Hidalgo— en un intento por reducir las importaciones de gas natural de Estados Unidos”.

El rotativo internacional, en una nota de julio de 2018, señalaba el potencial que tenía México en la materia y que hoy prácticamente han quedado sepultadas.

“El presidente electo prometió incentivar, mediante estímulos tributarios y acceso a créditos, a las industrias locales para que fabriquen plantas de energías renovables. (AMLO prometió) que en las calles mexicanas circularían 100,000 autos eléctricos con energía solar. A lo largo de su presidencia, estas propuestas reducirán las emisiones de México un 6.8% anual”.

Con información de New York Times, El Financiero y Forbes.