A pesar del rediseño del espacio aéreo en el Valle de México, el problema de saturación del AICM no está resuelto.

5 No me gusta2

El Aeropuerto Internacional de Felipe Ángeles (AIFA), en el Estado de México, sería el principal puerto aéreo de México, gracias a que tiene una expansión y un terreno de reserva para crecer, que no tiene el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

Así lo mencionó Víctor Hernández, director de Servicios a la Navegación del Espacio Aéreo Mexicano (SENEAM), y dijo que a pesar del rediseño del espacio aéreo en el Valle de México, el problema de saturación del AICM no está resuelto, porque no tiene capacidad para estacionar más aeronaves.

“El rediseño del espacio aéreo no resuelve el problema de congestionamiento de la Ciudad de México, no lo resuelve nada, porque no hay para dónde crecer el AICM, la única forma que pueda aumentar el número de pasajeros aquí es que pongan aviones más grandes, pero eso requiere infraestructura y las aerolíneas no están todas dispuestas a invertir y menos con la pandemia”.

Según proyecciones del gobierno federal, el AICM no podrá rebasar las 3,300 operaciones diarias que realizaba, en promedio, antes de la pandemia, por lo que recibiría unos 53 millones de pasajes como número máximo. Además, el aeropuerto de Toluca, con una capacidad de 700 operaciones, ya podrá expandirse.

Mientras que el AIFA arrancaría con unas 1,300 operaciones, en su primera etapa, cuando inicie operaciones en marzo de 2022. Cabe mencionar que el plan maestro de desarrollo, realizado por Aeropuertos de París, considera una tercera pista, que garantizaría el aterrizaje de más aviones.

“Tenemos reserva para una más, entonces podríamos tener cuatro pistas de uso civil en donde no habría problema más que el servicio al pasajero, y si el terreno está previsto para tener las reservas de atención, pues está garantizado que puede crecer la capacidad”.

Otro aspecto clave es que la industria operaría vuelos domésticos con aviones de corto alcance, como los 320, de Airbus, o los 190, de Embraer. Así, los vuelos nacionales se concentrarían en el aeropuerto de Santa Lucía, para que los internacionales, con aviones más grandes, operen desde el AICM.

Sin embargo, el representante de SENEAM dijo en entrevista con El Financiero que concentrar o no en un aeropuerto las operaciones domésticas será decisión de las aerolíneas. En este contexto, la sede de la capital mexicana quedaría en segundo sitio de importancia.