Hasta antes de su construcción, estas cimentaciones tenían un 78 por ciento de avance y contaban con una inversión de 6 mil 570 millones pesos.

María García

El polígono del, ahora cancelado, Nuevo Aeropuerto Internacional de México, se extiende a lo largo de 4 mil 500 hectáreas dentro de las 12 mil 363 que conforman el Sistema Hidrológico del Lago de Texcoco, lugar donde ahora se creará un parque que contará con zonas culturales, deportivas y una zona ecológica.

La construcción del Parque Ecológico Lago de Texcoco, anunciado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, está contemplada a cinco años y se dividirá en cuatro fases. Como parte de la segunda, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) prevé inundar la losa de cimentación con forma de X –edificio terminal del NAIM.

Se trata de las icónicas columnas diseñadas por el arquitecto británico Norman Foster; las cuales, al momento de la cancelación, tenían un 78 por ciento de avance con una inversión de 6 mil 570 millones pesos y un tramo de la Pista 2 que se encontraba en proceso de precarga y avance de 69% y por loa que se pagó 6 mil 729 millones, es decir, 14 mil millones de pesos (mmdp) aproximadamente.

Iñaki Echeverría, arquitecto, paisajista urbano, y ahora director general del Parque Ecológico Lago de Texcoco de Conagua, dijo en entrevista para un medio nacional que al polígono de construcción volverán las lagunas de regulación Casa Colorada, Xalapango y Texcoco Norte –las cuales habían sido reubicadas a través de cinco pequeñas lagunas alrededor del Lago Nabor Carrillo para evitar inundaciones con el NAIM, trabajos que tuvieron una inversión de 17 mmdp.

Para reinstalar la laguna Casa Colorada, Echeverría dijo que la opción más viable es inundar la obra con una capacidad de regulación de 5 millones de metros cúbicos de agua.