Funcionarios señalan que ya han recibido ofertas de diversas regiones del mundo para hacerse de las licitaciones del proyecto.

Alejandra Cañedo

La titular de la Secretaría de Energía, Rocío Nahle, ratificó que la nueva refinería que el gobierno del Presidente, Andrés Manuel López Obrador, planea construir –como plan de reducir las crecientes importaciones de gasolinas–, tendrá un costo de entre 6 mil y 8 mil millones de dólares (mdd) y estará lista en tres años.

En entrevista para un diario de circulación nacional, Rocío Nahle dijo que han recibido propuestas de países de “todo el mundo” para la que sería la séptima refinería de Petróleos Mexicanos (Pemex). Aseguró que en poco tiempo habrá anuncios sobre los procesos de licitación.

Pese a las recomendaciones de que la petrolera debería concentrarse más en actividades de exploración y exportaciones, autoridades de Pemex dijeron recientemente que la construcción iniciará antes de terminar el año. Nahle defendió el proyecto de la planta a pesar de que en días anteriores Pemex ha sido foco de atención de las calificadoras de riesgo, que han advertido sobre una baja a la nota crediticia de la compañía.