Durante la ceremonia por el 104 aniversario de la Fuerza Aérea Mexicana, Andrés Manuel López Obrador confirmó que el aeropuerto que se construirá en la base militar de Santa Lucía será administrado por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Asimismo, detalló que tanto renta como beneficios serán transferidos a este mismo órgano, aunque siempre con la normatividad de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes. En su mensaje, el jefe del ejecutivo se comprometió a respetar las instalaciones, pista y unidades habitacionales de la basa militar, incluso del uso civil que le darán a dicha  terminal aérea.

López Obrador anunció que se tiene previsto que el nuevo aeropuerto civil comience a operar en los próximos tres años, y llevará el nombre del general Felipe Ángeles, quien cumple 100 años de su fusilamiento en este 2019.

En tanto, respecto a la pista aérea militar de Santa Lucía, el mandatario pidió lleve el nombre de “uno de los pilotos más importantes, pionero de la Fuerza Aérea”, el comandante Alberto Salinas Carranza.