|  

La extensión de la crisis bélica entre Rusia y Ucrania está incrementando los efectos sobre los mercados financieros globales y de commodities que amenaza con fuertes repercusiones en la economía global.

8 No me gusta1

Si bien por el momento no se han presentado proyecciones de los impactos sobre el crecimiento económico global derivado del conflicto geopolítico vigente, las presiones sobre los precios internacionales del petróleo, los alimentos como el trigo y metales industriales, necesariamente repercutirán en mayor inflación.

Al arranque de la semana los precios internacionales del petróleo ya superaron los 130 dólares por barril, lo que ya se reflejó en los precios al consumidor de la gasolina en todo el mundo. Por su fuerte efecto multiplicador sobre la inflación, en México, en particular, el gobierno federal anunció a través del Diario Oficial un estímulo fiscal adicional, con el objetivo final de que no suba tanto el precio al consumidor.

En Estados Unidos los precios de las gasolinas se dispararon a niveles superiores a los 5 dólares por galón en algunos estados, que es el nivel más alto desde 2008.

 

Un análisis de Monex  señaló que “en lo que va del 2022, el precio del crudo ha presentado un significativo incremento del 65.0%, situándose en niveles no observados desde el año 2008. Desde nuestra perspectiva, esto es resultado de las afectaciones a la cadena de suministro, las afectaciones por la pandemia del Covid-19, y recientemente por el conflicto geopolítico entre Rusia y Ucrania”.

 

El análisis hace mención a que en los últimos días, el secretario de Estado de los Estados Unidos, Anthony Blinken, mencionó que en conjunto con sus aliados europeos se encuentran evaluando la prohibición de las importaciones de petróleo ruso, como una nueva sanción al ataque sobre Ucrania, lo que ha implicado que el precio del WTI y del Brent se ubique en aproximadamente 125.0 y $130.0 dólares, respectivamente.

 


Más precios del petróleo y más inflación afectará el consumo.

 

 

Ahora diversos analistas prevén que estas condiciones puedan llevar a los precios del petróleo hasta niveles de 200 dólares por abril.

 

El análisis de la firma bursátil señala que “en términos económicos, es bueno destacar que los precios del petróleo tendrán un impacto en los niveles de inflación a nivel local e internacional”.

 

Agregaron que “lo anterior, implicaría para las empresas de otros sectores, importantes retos en los márgenes de rentabilidad. De hecho, es bueno recordar que al 4T21 diversas empresas han realizado modificaciones a las guías de crecimiento para el año 2022. Por otro lado, consideramos que el aumento en el precio del petróleo podría implicar cambios en las expectativas de gasto de los consumidores”.

Muchas empresas han anunciado su salida de Rusia y también un buen número han dejado de hacer anuncios con ese país, por lo que el impacto económico se irá definiendo poco a poco, pero el inmediato se verá en la inflación.