Los analistas de BBVA Research, ajustaron a la baja su pronóstico de crecimiento para la economía de México a -4.5%.

10 No me gusta1

Una recesión global, que incluye a los Estados Unidos, es el escenario más probable, pero con un elevado grado de incertidumbre en cuanto a su duración y la magnitud de la misma, y en donde México no será la excepción. De momento, los analistas de BBVA Research ajustaron a la baja su pronóstico de crecimiento para la economía de México a -4.5%, bajo la consideración de que si la epidemia no se ha controlado antes del verano, la contracción será todavía mayor.

El análisis de la institución financiera considera que el brote del Covid-19 tendrá un fuerte impacto negativo sobre las economías a nivel global. “En un entorno de choques generalizados sobre la oferta y demanda globales derivados del Covid-19, con disrupciones en las cadenas de valor, y en los que países (Italia, España) o regiones enteras (California, Nueva York) han tomado ya drásticas pero necesarias medidas para frenar los contagios que están provocando un desplome en la demanda”.

Sobre México en particular, visualiza una serie de factores que tendrán un gran impacto sobre la economía.

Primero, considera que no está aislado de las disrupciones en las cadenas de valor y se verá severamente afectado por el previsible desplome de la producción y la demanda en Estados Unidos.

En segundo lugar y vinculado a la recesión que se prevé para la Unión Americana, también tendrá repercusión al anticiparse un desplome de las remesas.

Como tercera variable: “el impacto será mayor que en otros países debido a la disminución en los precios del petróleo que resultará en un deterioro mayor en el balance de Pemex lo cual terminará afectando a las finanzas públicas”, agregó el análisis de BBVA Research.

Las decisiones que se toman en cada país respecto a la contención de la epidemia, determinarán de alguna manera la duración de la crisis del Covid-19 y la económica, es decir, si tiene corta o larga duración.

“No tomar medidas de distanciamiento social y aislamiento por temor a los impactos económicos no solamente resultará en un problema de salud pública sino que también puede resultar en afectaciones todavía mayores a la economía: a mayor tasa de contagio, mayor el impacto económico total”, puntualizó el análisis de la institución financiera.