|  

El director general adjunto de Fibra Uno comentó que mantener un apalancamiento prudente, con vencimientos de deuda en distintos plazos y tasas fijas, ayuda a enfrentar la ciclicidad en la economía.

10 No me gusta0

El director general adjunto de Fibra Uno, Gonzalo Robina, sostuvo que debido a que el sector inmobiliario es un negocio cíclico, lo mejor es estar preparados para enfrentar los cambios de ciclo, tanto económicos como los de mercado.

Durante su participación en un foro, explicó que la manera de estar preparados o anticiparse a los entornos cambiantes es mantener un endeudamiento prudente, con vencimientos de créditos a distintos plazos y, primordiales, a tasas fijas.

Destacó que después de 12 años de estabilidad; con tasas más o menos estables, tipo de cambio estable, ya nos tocaba “ver una crisis” como la que se vive actualmente, no solo en México, sino a nivel mundial. En el país la inflación en la primera quincena se ubicó en 7.88% y las tasas de interés se han elevado a un 7.75 por ciento.

 

“Si estamos preparados se pueden tomar las oportunidades y sacar ventaja de ellas porque es en estas crisis cuando se presentan las oportunidades”, enfatizó.

 

Gonzalo Robina calificó la crisis por la pandemia de Covid-19 como “única” porque se bajo el ‘switch' en el mundo, ya que prácticamente se pararon la gran mayoría de las actividades. 

“No han tocado crisis, la de ‘tequila’ en 1994-1995; la del 2008-2009 fue de afuera, allá les dio un catarro a nosotros nos dio pulmonía. De alguna manera nadie esperaba que se parara el mundo porque se paró el mundo completo en el 2020, nunca lo habíamos vivido. Aunque estuvieras como negocio diversificado geográficamente fue bajarle el ‘switch' completo en el mundo”, añadió.

Por lo que consideró que hay dudas acerca de cuándo terminará este cambio en el ciclo económico y qué tan profundo será, ya que no está claro si estamos pasando por una crisis o una recesión.

El director general adjunto destacó que, ante este panorama, la industria inmobiliaria es la más resiliente, ya que la inflación se puede recuperar a través del aumento de las rentas, por la plusvalía que van generando los activos, por la diversificación y por la ubicación de los inmuebles.