|  

La situación actual de la empresa es un caso particular de crédito al consumo y se descarta que sea un riesgo sistémico.

10 No me gusta6

 

Durante las últimas semanas se ha dado mucha difusión a la situación por la que atraviesa la Sociedad Financiera de Objeto Múltiple (Sofom), Crédito Real, una financiera vinculada al crédito al consumo, pero se considera que es un caso particular dentro de un segmento de mercado y que está lejos de ejemplificar lo que sucede entre el gremio.

Enrique Presburger Cherem, Presidente Nacional de ASOFOM, afirmó en conferencia de prensa que Crédito Real no quebró, no ha pagado el capital de un vencimiento de su deuda que representa menos de 10% de la cartera que tiene colocada y que además buscan refinanciar.

“No estamos hablando de un colapso de la entidad, no ha quebrado y sigue operando”. Agregó: “No veo un impacto mayor, ni un efecto en cascada, ni que se pueda afectar el orden del sistema bancario”.

El problema está en torno al producto, el crédito al consumo vs crédito productivo. Indicó que el crédito al consumo sigue deteriorado porque el poder adquisitivo de la población no se recupera y por lo tanto las personas no pueden pagar sus compromisos de manera adecuada.

Por lo tanto, considera que todo el crédito al consumo está sufriendo y por lo tanto el caso de Crédito Real pudiera no ser el único.

Sin embargo, el presidente de la Asofom puntualizó que todo lo que tiene que ver con el financiamiento a Pymes en México se va recuperando, al crecer 10% anual real en el caso de las Sofomes y no hay indicios de que haya algo mal en el segmento. Agregó que el segmento que atiende a las Pymes se sigue viendo muy sólido.

Sobre la cartera vencida del crédito que las Sofomes ofrecen a Pymes, reconoció que se ha incrementado a niveles de entre 6 y 9%, que es un poco mayor al promedio previo a la pandemia de entre 3 y 5 por ciento. Reconoció que si hay más cartera vencida y hay más riesgo, pero el segmento de mercado sigue siendo sólido a diferencia de lo que pasa en el crédito al consumo.

Afirmó que uno de los grandes retos para su gremio sigue siendo el acceso a recursos con costos más competitivos.

Sin embargo, indicó que 30% de las emisiones de deuda que se llevan a cabo en el mercado de valores, entre la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) y la Bolsa Institucional de Valores (BIVA), corresponde a Sofomes.

Asimismo, añadió que cada vez hay más interés de fondos internacionales de capital por participar en Sofomes, es decir, hay apetitos pero todavía está por definirse la forma en que van entrar y eso puede llevar un par de años.