Sin embargo, la moneda mexicana acumula una depreciación en lo que va del año de 13.80% o 2 pesos y 61 centavos.

0 No me gusta0

El peso cerró la semana con una apreciación de 1.03% o 22.5 centavos, cotizando alrededor de 21.54 pesos por dólar, ganando terreno por cuarta semana consecutiva. En este periodo, el peso mexicano acumula un avance de 3.75% u 83.8 centavos. En línea con lo esperado, el tipo de cambio se ubica cerca del soporte clave de 21.50 pesos por dólar, que, de ser perforado en las siguientes semanas, podría llevar al tipo de cambio hacia un nivel entre 20.90 y 21.00 pesos por dólar. Entre los principales cruces del dólar, las divisas más apreciadas en la semana fueron el real brasileño que avanzó 1.72%, el peso mexicano con 1.03%, el peso colombiano con 0.80% y el peso chileno con 0.69%. De las 10 divisas más apreciadas en la semana, nueve son de economías emergentes, pues la única excepción fue el dólar canadiense que avanzó 0.32%. El desempeño positivo del peso se debe a los siguientes factores:

1. En la semana se publicó información económica favorable a nivel global, particularmente para Estados Unidos, indicando que la economía continuó recuperándose durante agosto. Asimismo, los datos de comercio de Estados Unidos al mes de julio, confirmaron a México como su principal socio comercial. En resumen, la expectativa de una recuperación sostenida en Estados Unidos contribuye con la expectativa de una recuperación de la economía mexicana. El peso mexicano probablemente se vio impulsado también por la posibilidad de que a partir de noviembre se distribuyan las primeras vacunas contra el Covid19, lo que podría acelerar el proceso de recuperación.

2. El peso mexicano se movió a la par de otras divisas de economías emergentes que mostraron una corrección después de las fuertes caídas al comienzo de la pandemia. En particular, el peso mexicano mostró una correlación elevada con el real brasileño que se apreció 1.72%, ante datos económicos mejores a lo esperado en ese país y la expectativa de que se implemente un régimen de austeridad fiscal a partir del 2021.

3. Existen otros factores que propician la especulación a favor del peso, como la expectativa de un flujo elevado de remesas durante el resto del 2020 y las crecientes exportaciones hacia Estados Unidos, que han llevado al superávit comercial con ese país a un máximo histórico de 10,639.1 millones de dólares en julio. En los primeros siete meses del año el superávit comercial con Estados Unidos asciende a 55,660.8 millones de dólares y podría alcanzar los 110,000 millones de dólares al cierre del año.

4. En la semana comprendida entre el miércoles 26 de agosto y el martes 1 de septiembre, las posiciones especulativas a la espera de una apreciación del peso en el mercado de futuros de Chicago subió en 2,107 contratos o 54.56% a 5,969 contratos.

Es importante reiterar que, a pesar de las apreciaciones, el peso mexicano enfrenta importantes riesgos, destacando una mayor percepción de riesgo sobre la economía global y sobre la economía mexicana. Al cierre de hoy, el peso acumula una depreciación en el año de 13.80% o 2 pesos y 61 centavos, ubicándose como la sexta divisa más depreciada en la canasta amplia de principales cruces.

En la semana, el tipo de cambio tocó un mínimo de 21.4992 y un máximo de 21.9546 pesos, el euro tocó un mínimo de 1.1781 y un máximo de 1.2011 dólares por euro. Finalmente, el euro peso tocó un mínimo de 25.3898 y un máximo de 26.2262 pesos por euro.

Al cierre, las cotizaciones interbancarias a la venta se ubicaron en 21.5388 pesos por dólar, 1.3280 dólares por libra y en 1.1841 dólares por euro.