De acuerdo con información del Banco de México, el saldo de la cartera hipotecaria de la banca comercial se ubicó en 867 mil 700 millones de pesos en julio.

0 No me gusta0

De acuerdo con información del Banco de México, el saldo de la cartera hipotecaria de la banca comercial se ubicó en 867 mil 700 millones de pesos en julio.

El costo del crédito hipotecario que ofrece la banca comercial ha mostrado una gran estabilidad durante los siete primeros meses del año, al pasar de 10.59% promedio al cierre de 2018 a 10.58% en julio de 2019, de acuerdo con información de los agregados monetarios del Banco de México (Banxico).

Aunque se observaron ciertos altibajos en el transcurso del año, al establecer máximos de 10.69% en febrero y marzo, para posteriormente presentar correcciones a la baja. Si bien nunca se observó una reacción alcista en magnitudes similares al repunte de las tasas de interés de referencia del banco central en el costo hipotecario promedio, una vez que ya se detuvo el movimiento de alza e inició una corrección a la baja en las tasas de interés de corto plazo, el escenario del costo hipotecario luce para poder corregirse ligeramente a la baja.

A la par de la estabilidad en costos, el saldo de la cartera hipotecaria de la banca comercial se ubicó en 867 mil 700 millones de pesos en julio, lo que significó un crecimiento anual de 6.7% anual, ligeramente por encima del avance de 6.4% de un mes previo.

Destacó que en el segmento medio y residencial repuntó a un ritmo anual de 8.2%, mientras que el interés social continuó moderando su ritmo de contracción a -8.6 por ciento. Al respecto, analistas de Banorte indicaron que si bien el dato fue favorable, “creemos que el crédito bancario crecerá a una tasa más moderada en su comparación anual, impactado por la desaceleración en la actividad económica y el ritmo de creación de empleos”. Destacaron algunas señales, “particularmente la tendencia del crédito de vivienda que ha hilado 6 meses consecutivos de aumentos secuenciales”.