No obstante, las perspectivas de los analistas aseguran que la tendencia de caída gradual se mantendrá en este sentido.

0 No me gusta0

No obstante, las perspectivas de los analistas aseguran que la tendencia de caída gradual se mantendrá en este sentido.

En el mes de agosto, la confianza del consumidor mexicano experimentó una ligera recuperación; sin embargo, las perspectivas de los analistas es que continúe su tendencia de caída gradual. Ante esto, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) indicó que, considerando cifras ajustadas por estacionalidad, la confianza subió 0.3 puntos, su primer avance desde febrero pasado.

La mayoría de los componentes que integran el indicador presentaron crecimiento respecto al mes anterior, con los consumidores más positivos en términos de poder de compra, probablemente como resultado de mayores salarios reales. En opinión de analistas de Banorte: “a pesar del avance en el mes, reiteramos nuestra expectativa de una caída gradual de la confianza en los próximos meses, con el optimismo político moderándose, además del impacto de la debilidad económica y creación formal de empleos y la reciente depreciación del peso”.

Por su parte, en Invex opinan que “la confianza del consumidor subió, estimulada por la mejora de las expectativas. No obstante, la debilidad sobre el consumo interno prevalece. Además, consideramos que la confianza sobre las condiciones futuras y los planes de compra aún no representan un impulso significativo sobre el cambio de tendencia del consumo privado, por lo que los efectos sobre la demanda interna continuarán rezagados”.