China encabezó las ventas minoristas online, con 1.41 bdd, seguida de Estados Unidos, con 791,700 mdd.

2 No me gusta0

En el 2020, la participación del e-commerce mundial incrementó a un 19% desde el 16% del 2019, según la Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD).

A nivel global, China encabezó las ventas minoristas online en 2020, con 1.41 billones de dólares (bdd), seguida de Estados Unidos, con 791,700 millones de dólares (mdd).

De esa manera, comparando el 2019 con el 2020, la participación de las transacciones online en el total de ventas minoristas de China pasó de 20.7 a 24.9%, mientras que la de Estados Unidos escaló de 11 a 14 por ciento.

En general, las ventas minoristas online crecieron notablemente en varios países, y la República de Corea registró la participación más alta, con el 25.9% en el 2020, frente al 20.8% del año anterior.

Por empresas, Alibaba se mantuvo como la primera por ventas de comercio electrónico B2C, con 1.1 billones de dólares de ventas en volumen bruto de mercancías, un alza de 20.1% interanual.

Le siguieron Amazon, con 575,000 mdd, un crecimiento de 38%, y la china JD.com, con 379,000 mdd, un avance de 25.4%, de acuerdo con el reporte de la UNCTAD.

Los datos de las 13 principales empresas de e-commerce, diez de las cuales son de China y Estados Unidos, muestran una fuerte reversión de las empresas que ofrecen servicios como transporte y viajes.

Todas ellas experimentaron fuertes caídas en el volumen bruto de mercancías y en las posiciones de la clasificación por empresas.

Por ejemplo, Expedia descendió del quinto lugar en el 2019 al 11 en el 2020; Booking Holdings pasó del 6 al 12; y Airbnb, que lanzó su oferta pública inicial en el 2020, pasó del 11 al 13.

El valor del comercio electrónico B2B global del 2019 en 21.8 bdd, un 82% del e-commerce, incluidas las ventas a través de plataformas de mercado en línea y las transacciones de intercambio electrónico de datos.

El organismo señaló la necesidad de que las naciones, especialmente los países en desarrollo, cuenten con este tipo de información mientras reconstruyen sus economías tras la pandemia del Covid-19.