Se postergan también algunas de las obras, particularmente en Guadalajara y Puerto Vallarta, que tienen retrasos en la construcción de nuevas terminales para pasajeros.

1 No me gusta0

A causa de las afectaciones que sufre la industria aérea por la pandemia derivada del COVID-19, el Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP) mantendrá su plan de inversión en los 12 aeropuertos que opera en México, de 24 mil millones de pesos (mdp), aunque con un retraso de dos años.

Lo que también postergará algunas de las obras (particularmente en Guadalajara y Puerto Vallarta, que tienen los mayores retrasos en la construcción de nuevas terminales para pasajeros), porque a final de cuentas estos meses de la pandemia no han sido los mejores para los desarrollos.

El plan para aumentar en 60% los metros cuadrados de sus terminales fue anunciado en 2019, con una inyección de capital clave en Guadalajara, por 10 mil 543 mdp; Puerto Vallarta, 3 mil 746 mdp; Tijuana, 3 mil 449 mdp; y Los Cabos, 2 mil 962 mdp.

Raúl Revuelta, director general de la compañía, refiere que en Guadalajara iniciaron las obras de la segunda pista, esenciales en el plan de desarrollo, pero la nueva terminal del aeropuerto presenta un retraso mayor debido a la complejidad por la ingeniería de las plataformas.

En Tijuana, GAP tiene una demora de tres meses en la construcción de un nuevo edificio procesador de pasajeros, que ayudará a tener un tráfico más fluido de pasajeros que vayan a Estados Unidos, y que se inaugurará en febrero de 2022 y no en diciembre del 2021; en Los Cabos, la modernización de las dos terminales tiene un retraso similar.

Para el financiamiento de sus proyectos de inversión, la firma hizo una emisión de deuda de 4 mil 200 mdp, un instrumento que prevé seguir empleando en el 2021 para hacer una o varias emisiones hasta por 5 mil mdp, según cómo vaya caminando el plan de inversiones.

“Hemos encontrado en México un mercado que tiene mucho apetito por los títulos de deuda emitidos por GAP. Entonces, por supuesto que seguiremos usando el mercado de deuda para buscar financiamiento. Ha sido muy eficiente y lo seguiremos haciendo durante los próximos cinco años”, dice Revuelta a Expansión.

Camino a la reactivación

Y aunque prácticamente todas las aerolíneas nacionales y estadounidenses mantuvieron operaciones en los aeropuertos de GAP, ésta sufrió la salida de empresas que ya muestran interés en regresar a partir de noviembre, como Hainan Airlines, de China, y firmas canadienses como West Jet y Air Canada.

Respecto a las empresas mexicanas, cabe indicar que entre abril y junio la compañía emitió descuentos y programas de diferimiento equivalentes a 300 mdp, y a las aerolíneas dio créditos de hasta un año para cubrir los adeudos que ya tenían con GAP.

En la parte sanitaria, la firma ha invertido alrededor de 30 mdp en la adquisición de equipo, además de la contratación de personal especializado; y ya es el primer grupo aeroportuario en adherir a todos sus complejos en el programa de Acreditación de Medidas Sanitarias para Aeropuertos, del Consejo Internacional de Aeropuertos.