|  

Si pensábamos que el mundo real nos deparaba un gran potencial para nuestros negocios, imagínense todo el potencial adicional que el metaverso puede ayudarnos a generar.

6 No me gusta2

 

Real Estate Market & Lifestyle,Real Estate,Fibras,Inversión en Fibras,Con quién invertir en Fibras,El Metaverso la mina de oro,Pedro Costales, Pedro Costales - Consultor de Negocios, especialista en Retail y Costumer Experience pcostales10@gmail.com Pedro Costales - Consultor de Negocios, especialista en Retail y Costumer Experience pcostales10@gmail.com

 

De repente, un día en octubre de 2021, leímos en la prensa mundial el anuncio de que Mark Elliot Zuckerberg, fundador de Facebook, cambiaba el nombre de la casa matriz por Meta. La noticia causó un gran revuelo, aunque pocas personas entendían qué había detrás del cambio que parecía insignificante, hasta que empezó a explicar el por qué.

Su fundamento es considerar que el futuro de la compañía está en el metaverso; de ahí el nombre. Trataremos de adentrarnos un poco en el tema, para entender cómo éste influirá en nuestra vida futura.

A diferencia de lo que muchos pensamos, el concepto no es nuevo, por ejemplo, el videojuego Fortnite ya lo había popularizado, y sus orígenes se remontan a los 90. La palabra metaverso tiene su origen en la literatura de ciencia ficción, aunque varios escritores ya han descrito mundos virtuales en libros como El juego de Ender, de Orson Scott Card, y fue Neal Stephenson quien, en su novela de 1992, Snow Crash, introdujo por primera vez el término como un ambiente digital, aunque real para quien lo usaba.

Incluso si no lo creemos, la apuesta de Facebook ha puesto sobre la mesa lo importante que será esta idea para internet y los negocios durante los próximos años.

Acompáñenme a descubrir sus secretos.

 

¿Qué es el Metaverso?

El metaverso atrae cada vez a más empresas, pues según la consultora PwC (PricewaterhouseCoopers), el sector de la realidad virtual creará alrededor de 24 millones de empleos a 2030, y a pesar de que Meta ha sido quien ha puesto las cartas sobre la mesa, ya había algunas compañías que se aventuraban a mostrar lo que sería una inmersión virtual en actividades de la vida diaria.

Entonces, ¿qué es? Si buscamos en el diccionario, podemos encontrar que «es un universo virtual que amplía el mundo físico en formato digital».

Podemos imaginarlo como una especie de videojuego hiperrealista, pero su objetivo no es solamente jugar, sino reproducir una gran parte de las cosas que hacemos en nuestro día a día, como socializar, ir de compras o asistir a conciertos. En última instancia, se trata de una réplica del mundo real en versión virtual, en el que podemos interactuar con espacios, objetos y personas.

Cuyo se detiene ahí, puede tener múltiples aplicaciones sociales o incluso laborales, por ejemplo, puede ser un espacio de trabajo industrial a gran escala. Pero se puede ir tan lejos como el hecho de que, todo tipo de empresa que se dedique a la fabricación de cualquier tipo de productos ya puede elaborar copias digitales de su maquinaria (lo que se conoce como un «gemelo digital») y probar en el metaverso antes de implementarlas en el mundo real. Así, el diseño podrá corregirse y mejorar antes de emprender la construcción, ahorrando tiempo y dinero.

 

El metaverso es un universo virtual que amplía el mundo físico en formato digital.

 

¿Cómo se puede implementar?

A ver, ¿cómo? ¿Probar maquinas del mundo real en el mundo virtual? ¿Cómo me puedo cruzar de mundos? Para poder hacerlo, una de las claves más importantes que hace posible el desarrollo del metaverso es la realidad virtual de calidad inmersiva, que permite a los usuarios interactuar con diferentes elementos de la misma manera en que lo harían en el mundo real.

Por tanto, la implementación del Metaverso en nuestras vidas irá muy ligada al desarrollo y sofisticación de dispositivos de realidad aumentada. Para poder recrear esas experiencias –tan inmersivas como intensas–, se pueden utilizar los nuevos dispositivos ópticos y sensoriales, por ejemplo: las gafas de realidad virtual o realidad aumentada.

La potencia de los dispositivos actuales permite experiencias con visión de 360 grados y creciente sensorización. Si bien, aunque la mayoría de los usuarios todavía se adentran a los metaversos desde sus computadoras personales o dispositivos móviles, accediendo solo a experiencias bidimensionales, no tardarán en profundizar y aumentar sus incursiones en la medida que se desarrollen más y mejores equipos.

Lo más seguro es que la curva de desarrollo del metaverso siga la de otros productos disruptivos, una trayectoria inicial relativamente larga y lenta para, en un momento dado, experimentar un súbito desarrollo, y, según vemos, ya la curva empezó su trayectoria ascendente. Tenemos muchos ejemplos de estos productos, pero dos que se me vienen a la cabeza son:

  • La telefonía móvil, que al inicio fue solo de comunicación y cuyo punto de inflexión fue la llegada del Smartphone, que ha hecho que no podamos vivir sin él.
  • El bitcoin o criptomonedas, que inicialmente la gente no sabía qué eran y prácticamente pasaron inadvertidas, hoy tienen una relevancia creciente.

 

Real Estate Market & Lifestyle,Real Estate,Fibras,Inversión en Fibras,Con quién invertir en Fibras,El Metaverso la mina de oro,Pedro Costales, Retail mediante Realidad Aumentada. Retail mediante Realidad Aumentada.

 

Como comentamos anteriormente, los metaversos ya llevan años entre nosotros, pero últimamente se han hecho muy populares: Decentraland, Sandbox, Cryptovoxels, Roblox o Earth2. Sin embargo, serán los metaversos de Meta (antes Facebook), Microsoft y Google los que popularizarán estos nuevos entornos virtuales, fundamentalmente por su poder de mercado y por su clara orientación social o profesional.

Para estas grandes compañías tecnológicas, el Metaverso es un concepto clave en su estrategia de crecimiento a largo plazo, aunque son conscientes de que el desarrollo de uno funcional y sin fisuras operativas requerirá varios años y solo será realidad a mediano plazo.

 

 

¿Cómo impactará LA vida y los negocios?

Aunque no lo creamos, ya hay infinidad de empresas que incursionan y ya están haciendo grandes negocios en el metaverso. Para los marketers será imprescindible en los próximos años.

Según Bloomberg, este sector podría suponer un negocio global de 800 mil millones de dólares en 2024.

Si pensamos que el metaverso puede ser el futuro de internet tal y como lo conocemos ahora, es obvio que tendrá un impacto enorme en los medios digitales y en el comercio. De hecho, las cifras que ya estamos viendo son espectaculares: el año pasado, 27.7 millones de personas asistieron al lanzamiento de merchandising de ropa y música de Travis Scott en Fortnite, un lanzamiento completamente virtual.

Solo imaginemos poder desdoblar nuestro mundo y tener otro al que podamos asistir con nuestro propio avatar (un doble virtual como queramos crearlo), como en la película del mismo nombre. Imaginemos, por un momento, salir con nuestra pareja virtual, que sería también un avatar de otra persona real, a un concierto vestidos con la última tendencia en un súper coche soñado, luego ir a cenar, comerte hasta el postre que tanto nos gusta y no puedes, regresar a casa… y todo esto sin salir de nuestro hogar.

Esto es el metaverso, un lugar que le permite a los seres humanos superar las limitaciones físicas y aspiracionales del universo real, para meterse e incursionar en nuevos e infinitos universos a través de avatares.

Pero entonces, ¿dónde está el negocio? Considerando que es como un doble mundo, todo se puede comprar y vender, desde ropa, boletos a conciertos y hasta el súper coche soñado. Inclusive hay centros comerciales a los que ir, y no solamente a comprar, sino también a adquirir o alquilar los locales y montar tiendas virtuales.

 

Los NFT son identificadores digitales únicos que registran la propiedad y todo el historial de transacciones de un activo digital.

 

¡Ya sé lo que están pensando! «A ver, Pedro, aún falta mucho para que lleguemos a esto». Pues fíjense que no, ya estamos ahí, y hoy por hoy, hay muchas empresas y personas haciendo mucho dinero en el metaverso.

¿Cómo? Lo primero que deberemos entender es cómo se puede comprar y vender algo virtual, y para esto nacen los NFT (Non Fungible Token). A que no sabían que esta palabra fue seleccionada como la palabra del año por el Diccionario Británico Collins. Pero ¿qué son los NFT? Son identificadores digitales únicos que registran la propiedad y todo el historial de transacciones de un activo digital, es decir, el título de propiedad único de ese activo y todo su historial de compras y ventas de éste que permiten la agregación de capas de tecnología como blockchain.

Ese NFT se intercambia por su valor en moneda real o inclusive podría ser cualquiera de los cientos de criptomonedas existentes; así de sencillo se cruzan los dos mundos y es como puede comprar y/o vender artículos en el Metaverso.

 

 

¿Qué tan cerca está de ser negocio?

Son distintas las empresas activas en este tema. Nos sorprenderemos de la cantidad y el calibre de algunas y la actividad; les comentaré alguno de los miles de ejemplos para que vean cuan cerca están y cuan rentables son:

La cadena Walmart tiene alrededor de 11 mil locales en 28 países, y, en 2017, ya había creado un prototipo de lo que podría ser su entorno virtual. La experiencia fue desarrollada en colaboración con ‘Mutual Mobile’ para el evento South by Southwest (SXSW), que agrupa las industrias de la tecnología, la música y los cines.

El entorno 3D consistía en una réplica de los pasillos de la icónica cadena de supermercados, donde los compradores podían caminar por los anaqueles e ir comprando. En el video, compartido por la compañía, se ve la integración de un Módulo de Asistencia de Compras (SAM por sus siglas en inglés), que permitía al comprador teletransportarse directamente a los productos que éste tuviera en la lista de compra, allí se abría un catálogo de productos con el precio, descripción y valor nutricional, además de que el asistente iba sugiriendo recetas relacionadas o productos complementarios.

Boohoo, H&M, Zara, Balenciaga y muchas otras marcas de moda, que día a día son más, se unen a esta tendencia y ya tienen sus propias colecciones y colaboraciones con artistas o empresas digitales, comercializándolas en sus e-commerce.

Nike, compró la start up de zapatillas digitales Rtfkt, y este año ha solicitado el registro de su marca para activos digitales. Además, cuenta ya con un director de metaverso, Eric Redmon, desde septiembre del año pasado.

Adidas, está lanzando varias colecciones colaborativas de edición limitada de NFT, con personajes de distintas personalidades e imágenes.

 

 

Pero eso no es todo, Meta (antes Facebook) ya piensa tener sus centros comerciales en el metaverso. Nicola Mendelsohn, vicepresidenta de negocios globales de la compañía dijo durante la Cumbre Tecnológica de Bloomberg, que los negocios en este plano podrán impactar en el mundo real y en el virtual. Las ambiciones comerciales de Meta son claras, pues ya tienen planes para desarrollar 'tiendas' las cuales funcionarán como centros comerciales donde la gente pueda probarse ropa que después compre en la vida real, o bien, artículos para sus avatares dentro de estos mundos virtuales.

Si creen que es solo un tema de compra de ropa, están equivocados. También el arte está jugando un papel muy relevante, por ejemplo, en la semana de arte de Miami, Art Basel, Pablo Rodríguez Fraile, coleccionista de Arte NFT, quien también es un Mecenas de los NFT, compró un video de 15 min de BEEPLE del artista Mike Winkelmann en 66 mil dólares y lo vendió en casi 7 millones de dólares (mdd), según comenta CNN en español en un video colgado en su página web: El auge de los NFT en la semana del arte en Miami.

También, en los últimos meses se han realizado transacciones que no dejan de asombrar: Un avatar compró un yate virtual por 650 mil dólares. La empresa Republic Realm compró una parcela por 4.3 mdd en el metaverso Sandbox. En Decentraland se vendió un local virtual de 560 metros cuadrados digitales por 2.4 mdd. Además, en Fortnite o Decentraland se desarrollan conciertos de reconocidos cantantes.

Y, como comentamos, en el aquí se desarrollan sistemas monetarios paralelos a los del mundo real, mediante monedas virtuales. Se compran parcelas digitales, casas, vehículos y ropa, pues también allí se querrá aparentar estatus social y poder adquisitivo.

Todo esto parece tan fácil, pero lamentablemente –o afortunadamente– están empezando a salir otros problemas del mundo real, como son los temas legales… no porque sea virtual se puede hacer lo que uno quiera, deberá haber leyes, normas sociales y éticas que también lo rijan: Un ejemplo fue la batalla que acaba de ganar Hermès contra el MetaBirkin, donde la empresa francesa de moda de lujo ha pedido a Mason Rothschild, el artista que creó los MetaBirkin y los puso a la venta por un millón de dólares en internet, el cese y el desistimiento de los bolsos digitales.

Rothschild creó más de 100 NFT individuales, que no fueron diseñados por Hermès, y los puso a la venta a través de OpenSea, un marketplace especializado en la compra venta de NFT. El valor de negociación de los bolsos virtuales MetaBirkins llegó a superar los 1.1 millones de dólares en internet y el artista llegó a confesar, en una entrevista, que quería “ser capaz de crear la misma ilusión que la gente tenía por un bolso icónico de Hermès, pero en el mundo digital”.

A principios de diciembre de 2021, después de que Hermès comunicara que los MetaBirkins infringían sus marcas registradas, los artículos digitales fueron retirados de la venta por no tener licencia. Sin embargo, el artista estadounidense Rothschild publicó en sus redes sociales una carta en la que citaba la Primera Enmienda de los Estados Unidos, y mencionaba que “tenía derecho como ciudadano estadounidense para crear arte basándose en sus interpretaciones del mundo que le rodea”.

 

Real Estate Market & Lifestyle,Real Estate,Fibras,Inversión en Fibras,Con quién invertir en Fibras,El Metaverso la mina de oro,Pedro Costales, Mundo virtual '837X' en Decetraland con NFT. Mundo virtual '837X' en Decetraland con NFT.

 

Hay problemas por resolver

Actualmente, existe un problema legal creciente en el metaverso, relacionado con los derechos de artículos existentes, pero en la vida real. Hermès posee derechos sobre el nombre y la composición del bolso Birkin para su uso en artículos de cuero y otros bienes relacionados; sin embargo, este derecho no se aplica, necesariamente, a los objetos virtuales o símbolos asociados a la imagen de sus bolsos.

Como verán, estamos empezando a tener problemas no solo legales, sino también éticos, por lo que en todos estos negocios tendrán que registrar sus productos para ambos mundos: el real y el virtual.

 

El metaverso se convertirá en un nuevo concepto que protagonizará el siguiente proceso evolutivo de la sociedad digital en esta década.

 

Nuevo proceso evolutivo

El metaverso, así como lo vislumbra Mark Zuckerberg, se convertirá en un nuevo concepto que seguramente protagonizará el siguiente proceso evolutivo de la sociedad digital en la década actual.

Bajo este planteamiento, los metaversos pueden asemejarse a un plan de escape desde el limitado, controlado, regulado y garantista espacio terrenal, hacia un nuevo espacio inexplorado que hay que construir –pero que también ofrece espejismos, considerando la posible obsesión por llevar vidas utópicas, con un progresivo alejamiento de la realidad y una posible inmersión irreversible para algunos–.

Como ya comentamos, el metaverso permitirá que los seres humanos puedan superar las limitaciones físicas y aspiracionales del universo real, nos podremos adentrar en nuevos e infinitos universos a través de avatares o proyecciones virtuales de las personas. Aunque, la ciudadanía virtual y la avatarización de los individuos requiere supervisión y cierta dosis de protección, especialmente para los más vulnerables.

Algunas de las empresas creadoras de los metaversos, conscientes de los riesgos reputacionales, aseguran que protegerán los datos de sus usuarios, aunque reconocen que el verdadero reto es el velar por la privacidad y el control ético de estos nuevos espacios aún por descubrir.

De verdad, si pensábamos que el mundo real nos deparaba un gran potencial para nuestros negocios, imagínense todo el potencial adicional que este metaverso puede permitir para nuestros negocios actuales, inclusive poder verlos de una manera distinta solo con tecnología e imaginación.

Por eso, siempre debemos estar muy al pendiente de las tendencias del mercado y analizarlas, eso no quiere decir que debemos ser activos en todas estas nuevas tendencias, pero el error más grande que podemos cometer será pensar que como estamos, estamos bien.

Deberemos siempre ser curiosos y exigentes con nosotros mismos y nuestra actividad, la evolución de los negocios es la única salida al éxito, no estamos diciendo que nos adentremos en el metaverso si aún en el mundo real no tenemos nuestros negocios en orden y como quisiéramos, lo que decimos es que deberemos estar atentos y analizar todas las alternativas y posibles mercados donde mis productos pueden posicionarse exitosamente. ¡La realidad de la vida es que cada vez hay más mercado, porque hay más especializaciones y nichos, pero la contraparte es que también cada vez hay más competencia!

No se rindan, manos a la obra ya y a cosechar los frutos del esfuerzo, creatividad y empeño. 


Texto Pedro Costales - Consultor de Negocios, especialista en Retail y Costumer Experience. pcostales10@gmail.com

Foto: CHERNETSKAYA / F. AXEL CARRANZA / EGOR KOTENKO / EKASIT919 / WAVE BREAK MEDIA LTD / UNIVERSO SAMSUNG