El mercado hipotecario mexicano continúa aprendiendo de las circunstancias que se van presentando y evolucionan constantemente para mejorar sus productos.

El ánimo de progreso es una constante para el mercado. Al estar siempre al pendiente de las posibles mejoras, de la evolución que tiene el mercado y de las circunstancias que nos permiten aprender, es una obligación que tenemos las instituciones que va acompañada de una vocación permanente.

Sin lugar a dudas, el temblor del pasado 19 de septiembre del 2017 dejó claro la necesidad de mejorar el producto hipotecario en la parte de seguros. Ahí se comprobó que había un área de oportunidad, para mejorar la protección a través de una mejor cobertura en daños.

Junto con esta circunstancia, también aparece la oportunidad de innovar el mercado al lanzar productos cada vez más completos, que además con todas las virtudes que conocemos, se incorporan precisamente los seguros que cubren el valor comercial del inmueble, de tal manera que se preserva la deuda del cliente y el patrimonio de la persona. En México trabajamos mucho para crear productos más completos.  

 

Crédito Hipotecario,Mejora continua en los productos, Antonio Artigues Fiol, Director Ejecutivo de Crédito particulares de santander Antonio Artigues Fiol, Director Ejecutivo de Crédito particulares de santander

 

Oportunidades vigentes

Desde hace algunos años se vislumbran oportunidades de mercado que se mantienen vigentes, por ejemplo, al apostar por la digitalización y la universalización del acceso a los procesos por parte de los bancos.

Continuar con la especialización de nuestros productos —como lo estamos haciendo en la mayoría de bancos— creo que también es una grandísima opción para ir entendiendo los diferentes nichos y sus necesidades concretas, como puede ser en específico la atención a la juventud.

También otra oportunidad muy grande al reconocer la vinculación —presente y futura— de los clientes con las instituciones. En lo particular la estamos atacado con el lanzamiento de un nuevo producto.

Todas estas posibilidades encuentran un gran sustento al satisfacer las necesidades de los clientes en la innovación de productos e innovación tecnológica. También tenemos oportunidades en la parte normativa que nos ayudarán a hacer mucho más dinámico el mercado.

Se han tenido muy buenas iniciativas que deben continuar. El mercado está en permanente evolución y debemos buscar dinamizarlo para que sea cada vez sea más sencillo hacer trámites de adquisición para vivienda y menos costoso realizar el cambio de hipoteca, entre otros temas. Todas estas son posibilidades importantes que continuarán impulsando al mercado.

 

Tras los sismos del 2017, la banca visualizó la oportunidad de mejorar la cobertura de daños en la vivienda.

 

Atender coyunturas

En mi opinión, siguen pesando los factores fundamentales en el sólido mercado que atendemos. Quiero insistir en que México puede estar muy orgulloso del mercado hipotecario que tiene. Se aprendió —creo que muy bien por parte de la banca— de las crisis pasadas. Quitando momentos muy puntuales, como la coyuntura de la segunda mitad del 2008 y principio del 2009 como reflejo de la crisis global, la banca superó ese momento con una nota alta. Estamos hablando de un mercado maduro y consolidado.

Puede existir un grupo de personas en el país que a lo mejor estén vislumbrando con cierta incertidumbre algunos temas como la transición político-electoral o cosas que han pasado en el entorno, sobre todo por algunas noticias que van saliendo, pero tanto a esas personas como a las que no están inquietas, debemos reiterarles que es un buen momento para contratar un crédito hipotecario; es un buen momento para adquirir vivienda.

No olvidemos que estamos manejando tasas fijas, además que lo que se contrata ya se tienes garantizado para toda la vida del crédito.

Insisto: vemos un mercado muy maduro, con constante crecimiento y sin ningún indicio en el horizonte próximo de que se presente algo que pudiera afectar su ritmo o desempeño.

 

Competencia creciente 

Aunque que los números de la banca al primer semestre de 2018 muestran que quizá disminuyó un poco el ritmo de colocación del crédito hipotecario, desde mi punto de vista esto se puede atribuir a factores coyunturales.

Uno de ellos es el contar con un competidor más —como lo es Infonavit— que al haber incrementado el monto máximo de su crédito se volvió un contendiente más de la banca.

Si uno mira al mercado exclusivamente desde el punto de vista de los financiamientos para adquisiciones, desde luego considerando el handicap que representa el Infonavit, observamos que el mercado mantiene la misma tendencia de crecimiento de siempre, con un incremento constante. Por ello considero que el balance al primer semestre es positivo. 


Texto Antonio Artigues Fiol, Director Ejecutivo de Crédito particulares de Santander

Foto: SANTANDER

Este artículo fue publicado en: