El sistema bancario mexicano se ha concentrado en generar condiciones favorables para desarrollar el mercado hipotecario y satisfacer su demanda. Sin embargo, aún hay mucho por hacer en la materia.

Como institución somos optimistas sobre el futuro y nos concentramos en promover elementos para seguir brindando confianza a los tomadores de crédito que buscan construir un patrimonio.

En meses recientes hubo cierta volatilidad en el mercado que frenó un poco la colocación. En la Ciudad de México, en particular, la pequeña secuela que dejó el terremoto afectó el primer trimestre del año en la parte de vivienda vertical, pero durante el segundo trimestre del año se reactivó.

Prevemos que la tendencia nacional del mercado hipotecario bancario mejorará en la segunda mitad del año; ya que vimos una mejora en la confianza de los consumidores y potenciales clientes durante julio. Sin embargo, seguirá siendo responsabilidad de cada institución generar una palanca de crecimiento constante a mediano y largo plazo.

 

Crédito Hipotecario,Mercado que genera confianza ,EDUARDO REYES MACDONALD, Director GENERAL ADJUNTO HIPOTECARIO Y AUTOMOTRIZ DE BANORTE, EDUARDO REYES MACDONALD, DIRECTOR GENERAL ADJUNTO HIPOTECARIO Y AUTOMOTRIZ DE BANORTE EDUARDO REYES MACDONALD, DIRECTOR GENERAL ADJUNTO HIPOTECARIO Y AUTOMOTRIZ DE BANORTE

 

Sigue siendo un buen momento para adquirir una propiedad vía financiamiento porque, a pesar de que los costos de fondeo se han incrementado, las tasas de interés hipotecarias siguen siendo muy competitivas.

La banca continúa apostando a mantener condiciones muy competitivas para no disminuir ni la demanda ni el tamaño del mercado.

Mucho de la parte del precio y de mantener tasas de interés bajas, se debe a una leal y feroz competencia que tenemos en el mercado. Creo que éste es de los negocios más competidos del país en términos de productos bancarios y financieros; estoy seguro que todos los hacemos de forma muy responsable.

Como los precios son muy similares, en mi opinión la diferencia entre las instituciones consiste en la potencia y en la resolución de los equipos comerciales desplegados en las plazas, en hacer una experiencia de compra que sea lo más agradable posible para el cliente.

 

Contamos con el expertise de atender a 180,000 familias, con lo que desme­nuzamos bien el comportamiento del cliente.

 

Gran demanda por atender

El gran reto que tiene la banca es atender toda la demanda. Vemos como una gran responsabilidad el poder atender nichos no procurados en el pasado. Por ejemplo, en todo el país se siguen casando personas, continúan divorciándose otras, sigue la necesidad de vivienda de toda índole: cuando los hijos crecen o se nos emancipan.

Contamos con que seguirá creciendo el tren de vivienda de manera impresionante, y como banco buscamos nichos no atendidos o no tan penetrados por la banca, como los no asalariados o no afiliados. Queremos atender también otro nivel de vivienda como puede ser la de interés social, en el que hay mucho qué favorecer.

En México hay mucho quehacer en materia hipotecaria.

 

Conocer las características de cada mercado permite perfilar mejor al cliente.

 

Apetito por el riesgo

Será fundamental continuar con el crecimiento de la industria hipotecaria pero con una cartera sana.

En lo particular, nos esforzamos por el crecimiento pero siendo muy responsables en la colocación. Cifras oficiales de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) al mes de junio indican que la cartera vencida de Banorte se ubicó en 0.92%, la más baja del mercado. Incluso es propicio señalar que dicho resultado está integrado por la cartera que originamos nosotros (cartera vencida de 0.86%) y las carteras pequeñas que hemos adquirido y que tienen menor calidad.

Sin duda cada banco sigue sus propias políticas de riesgo. Las nuestras están basadas en el portafolio propio y su comportamiento. Contamos con el expertise de atender 180,000 familias en México, lo que nos da la oportunidad de desmenuzar bien el comportamiento del cliente mexicano. Con ello sabemos diferenciar bien quién paga y quién podría tener problemas.

Otro elemento tiene que ver con la ventaja de conocer el nivel de riesgo de cada cliente, incluso bajo ese precepto otorgamos el nivel de tasa de interés. En lugar de tener un sinfín de variables y tasas, o un solo cajón donde no pueden estar todos, hacemos tres cajones básicos para que quepa la mayor parte de los perfiles que aceptamos.

Nos ayuda mucho el hecho que el cliente esté direccionado para dar buenos enganches.

También es importante conocer las particularidades de cada mercado. Nosotros tomamos buenas decisiones porque nuestros asesores saben lo que se vive en cada localidad en la que tenemos presencia, sabemos cómo se comprueban ingresos y cómo las diversas economías coexisten.

Nuestros índices de morosidad demuestran el éxito de nuestro modelo de riesgo.

El tener portafolios sanos permite que se intenten cosas diferentes, con pasos firmes pero también con las medidas prudenciales que se requieren.  


Texto Eduardo Reyes MacDonald

Foto: f.axel carranza

Este artículo fue publicado en: