|  

México cuenta con potencial en escalas náuticas en regiones turísticas de Baja California, Baja California Sur, Sonora, Sinaloa y Nayarit.

0 No me gusta0

Posterior a la realización del Tianguis Turístico en México, se prevé que el país afianzará su liderazgo en el Top 10 en el turismo, y además, con potencial para ser uno de los destinos protagonistas en la industria de cruceros, y aspirar a regresar a la posición número 1 en el ranking mundial.

Lo anterior lo colocaría incluso por delante de Bahamas y varios destinos en Estados Unidos, así como inversiones en marinas turísticas

El segmento del turismo de cruceros y marinas turísticas tiene en México una amplia oferta de recursos, atractivos, y experiencias a ofrecer, de ahí la discusión entre las empresas hoteleras, marinas y las de cruceros en relación con su sociedad o competencia.

Actualmente, el nuevo viajero gusta de experiencias diferenciadas y encuentra en la navegación con fines recreativos o deportivos, una opción más para emprender o complementar unas vacaciones.

En este sentido, destinos como Acapulco, Los Cabos, Cancún, Riviera Maya o el Mar de Cortés presentan enorme potencial y crecimiento.

“El aumento en las actividades turísticas náuticas ha traído fuertes inversiones en marinas donde anualmente se reciben poco más de 10 mil embarcaciones, de acuerdo a cifras de la Asociación de Marinas Turísticas (AMMT) con 32 marinas operando en el territorio nacional representando el 70% de inversión en el sector”, destacó Pedro Delgado Beltrán, director de la división de Hospitalidad de Newmark México y Latinoamérica.

Agregó que la última iniciativa de gran alcance para potenciar el turismo náutico se llevó a cabo a través del Proyecto Presidencial Mar de Cortés (2000-2006), conocido como Escalera Náutica, que  proyectó habilitar, modernizar y construir un total de 29 escalas náuticas, con un puente terrestre que conectaría el Océano Pacífico y el Mar de Cortés, marina seca y talleres de mantenimiento.

Dijo que dichas escalas fomentarían la navegación en regiones turísticas de Baja California, Baja California Sur, Sonora, Sinaloa y Nayarit, y aunque el proyecto presentó avances, sin embargo, las condiciones presentadas durante la crisis inmobiliaria, las presiones medioambientales y el cambio de administración federal, cambiaron las prioridades, expuso el especialista de Newmark

Más modelos mercantes

Expresó que además, las compañías fabricantes de yates siguen incorporando nuevos modelos a su oferta. Sin embargo, el número de amarres o posiciones slips en las costas de los Estados Unidos, siguen sin lograr el balance en este crecimiento.  

“Las costas de México ofrecen una alternativa viable para que estas embarcaciones encuentren su casa en destinos mexicanos en el Pacífico, el Mar de Cortés o incluso el Caribe mediante proyectos de usos mixtos en torno a la marina se combinen además del servicio náutico, espacios para recreación y esparcimiento, vivienda, hospedaje y áreas comerciales”, mencionó.

Explicó que en la mayoría de las marinas, se reciben embarcaciones que van desde los 25 y hasta los 125 pies de eslora, con tripulación y viajeros extranjeros principalmente, que representan el 80% del segmento, con mayor frecuencia durante las temporadas de invierno y verano.

Cabe señalar que las marinas cuentan con un canal de navegación de acceso con profundidad de 9 pies donde las embarcaciones se abastecen de servicios de electricidad, agua dulce, seguridad, combustible y rampa de botado.

“Si bien los pasajeros de cruceros, yates y otras embarcaciones son considerados excursionistas (no pernoctan en el destino), no limita que opten por un destino en particular para conocerlo más a fondo, apropiarse del lugar”.

Finalizó afirmando que este segmento ofrece experiencias, mejora del producto, diferenciación de puertos, competitividad, calidad en servicio y el uso de tecnologías en los destinos turísticos que deben estar disponibles para apoyar la decisión de estadía para un turista potencial.