Durante los primeros días de septiembre, la ocupación hotelera en la capital del país alcanzó un promedio de 35% general.

1 No me gusta0

Según representantes de la Asociación de Hoteles de la Ciudad de México, entre las principales razones de la recuperación en el sector, están las tarifas ─45% debajo de las que se tenían en 2019─ y la transición del naranja al amarillo en el semáforo epidemiológico.

Rafael García, presidente de la Asociación, explicó que en zonas aledañas al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México – Benito Juárez, la ocupación hotelera es de 60%; mayor a la de Santa Fe, que es de 25 por ciento.

En cuanto a las tarifas, señaló que son las más bajas vistas en la historia reciente, 45% debajo del promedio que se tenía un año antes de la pandemia. Destacó que más del 90% de los hoteles en CDMX poseen ya el sello ‘Safe Travel’ que otorga el Consejo Mundial del Viaje y el Turismo (WTTC, por sus siglas en inglés).

Sobre el cierre de 2021, la Asociación se mostró positiva, esperando que sea mejor que el año pasado, sobre todo considerando el restablecimiento de eventos como la Fórmula 1.

Según la Secretaría de Turismo local, en julio y agosto, la capital logró una ocupación hotelera de 37%, una derrama de 15 mil millones de pesos y 1.4 millones de visitantes.

Canaco CDMX prevé derrama de más de 4 mil mdp por fiestas patrias

Para el 15 y 16 de septiembre, representantes de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco Servytur) expuso que la estimación de ventas para 2021 representan un alza de 39.7% en comparación con los mismos días de 2020.

Este año, la derrama económica aproximada es de 4 mil nueve millones de pesos, donde serán los comercios formales los que mayor dinamismo tendrán. Destacan restaurantes y bares, seguidos de hoteles, vinos y licores, y supermercados.

Por otro lado, señaló que la derrama podría significar una disminución del 31% en comparación con 2019, año en el que las ganancias fueron de 5 mil 796 millones de pesos.

Con información de La Jornada y El Economista.