Las vacaciones de jóvenes de Estados Unidos, Canadá y algunos países asiáticos, deja una derrama económica de entre 50 a 60 millones de dólares a México.

1 No me gusta2

El turismo es uno de los sectores más afectado por la pandemia del Coronavirus, al registrarse miles de vuelos, reservaciones de hoteles, eventos y actividades canceladas o suspendidos por el brote que ha afectado a muchos países del mundo. El caribe mexicano, no es la excepción y el tan conocido spring break, fur aplazado por el temor de propagación del COVID-19.

El estado de Quintana Roo, recibe cada año a decenas de miles jóvenes estadounidenses, de Canadá y algunos países asiáticos, que llegan a celebrar sus vacaciones dejándole a la industria turística del país millones de dólares.

Marisol Vanegas, secretaria de Turismo de Quintana Roo, detalló que las cancelaciones se deben a que "dado que prácticamente todos (los spring breakers) provienen del mercado norteamericano, se acogen a las disposiciones que Estados Unidos ha emitido y, por eso, es obvio la reducción".

En ese sentido explicó, que antes de que los gobierno de Estados Unidos y México decidieran cerrar la frontera para los turistas, ya se habían registrados muchas cancelaciones. "Ya hemos recibido cancelaciones de reservas desde Estados Unidos. La ocupación está a menos del 60% cuando hace 3 o 4 días estábamos al 85%”, dijo.

Desde mediados de marzo hasta mediados de abril se realiza el spring break y deja una derrama económica de entre 50 a 60 millones de dólares a México, según cifras de la industria turística.

El turismo en Quintana Roo, es una industria que aporta más del 8% al Producto Interno Bruto (PIB) del país y que emplea a 2.3 millones de personas, que se verán fuertemente afectado por las medidas tomadas para evitar más contagios por coronavirus en México.

 

Más de 44 mil personas podrían quedar sin empleos por la epidemia en la entidad, por lo que la funcionario aseguró que el estado, junto con el gobierno federal, están trabajando en una previsión para ayudar a quienes no puedan trabajar.