El Consejo Nacional Empresarial Turístico reconoció la necesidad de estimular proyectos y grandes obras para potenciar el sector turístico del país.

173 No me gusta2

El Consejo Nacional Empresarial Turístico reconoció la necesidad de estimular proyectos y grandes obras para potenciar el sector turístico del país.

El país necesita proyectos de gran visión; proyectos regionales que busquen cambiar la condición de vida de los mexicanos, el Tren Maya es simplemente un conducto que sirve para conectar distintas ciudades, repartir y distribuir riqueza, capitalizar lo extraordinario que tiene la Ribera, no se le va a quitar nada a la península sino capitalizarla, señaló John McCarthy Sandland, presidente del Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET), durante la mesa sobre el tema de impacto del desarrollo de infraestructura para el crecimiento del turismo, dentro del Congreso Nacional de Ingeniería Civil, Infraestructura: Retos y oportunidades, realizado World Trade Center Ciudad de México.

Por su parte el arquitecto, Rogelio Jiménez Pons, director del Fondo Nacional de Turismo (Fonatur) dijo que se debe ver dicho proyecto en términos de la consolidación de la infraestructura turística además de la repartición de los beneficios de una manera más equitativa de lo que la industria puede generarle al país ya que es el vehículo para poder llevar el desarrollo de manera integral a una gran área del territorio nacional, el sur sureste, que históricamente ha dado más del 45% de la energía que se consume en todo el país.

Indicó que se requiere de un gran esfuerzo de todas las secretarías de gobierno y de la sociedad mexicana, “estamos confrontando barreras que tenemos que brincar, normatividades obsoletas que tenemos que cumplir para que en un corto plazo poder conseguir esta gran obra de infraestructura”. El proyecto se divide en siete grandes fases de 250 kilómetros, es como hacer un tren de México-Puebla de ida y de regreso, el Tren pasa por 40 municipios y consta de 142 núcleos agrarios, donde se tiene un derecho de vía existente que era el ferrocarril del Istmo, dicho derecho se hará ejercer para no generar impactos ambientales negativos de vía, en cuanto a este tema los comuneros están de acuerdo en que se les paguen esos derechos ya que lo que quieren es tener la infraestructura para a su vez tener trabajo, dijo el funcionario.

Otra característica de el Tren Maya es que será un transporte de carga, de pasajeros locales y de turismo, se estima en el primer año base (2023-2024), 3 millones de pasajeros locales con pago subsidiado y con un costo correspondiente al se paga en un colectivo o transporte urbano, en el transporte turístico, se esperan 8 millones de viajeros en el primer año, y en cuanto al transporte de carga se estima que será de 2.4 millones de toneladas durante ese mismo periodo.