En estos espacios, los residentes podrán crear, con la ayuda de expertos locales en Foodscape Designs, jardines comestibles personalizados en sus terrazas y balcones.

En estos espacios, los residentes podrán crear, con la ayuda de expertos locales en Foodscape Designs, jardines comestibles personalizados en sus terrazas y balcones.

Estas propiedades desarrollaron un sistema de cultivo urbano en el corazón de Miami Beach. Atendiendo las demandas de una vivienda sustentable y adaptándose a los requerimientos de una propiedad apegada al cuidado del medio ambiente, las residencias Ritz-Carlton en Miami Beach, han desarrollado un sistema de cultivo en sus azoteas; en las cuales, sus propietarios podrán realizar la siembra de alimentos y semillas.

En las Residencias Ritz-Carlton de Miami Beach, los residentes podrán crear, con la ayuda de expertos locales en Foodscape Designs, jardines comestibles personalizados en sus terrazas y balcones. Inspiradas en el estilo de vida del sur de Florida, las ofertas de frutas y verduras serán de temporada: mangos en verano, melones en otoño y frutos de cáscara en la temporada de lluvias.

Cabe señalar que los jardines se pueden adaptar a cualquiera de los 111 condominios de lujo y 15 villas independientes, y cuestan entre 500 y  10 mil dólares.
“Muchas unidades tienen terrazas de 4,000 a 5,000 pies cuadrados”, dice Allison Greenfield, socia de la promotora de proyectos, Lionheart Capital. "Estos serán lugares que pueden tener plantadores muy grandes, porque hay un área mucho más planeable".

La construcción (y la siembra) aún está en marcha, pero las residencias de 2 a 40 millones de dólares, diseñadas por el célebre arquitecto italiano Piero Lissoni, se abrirán más adelante este año. Es seguro decir que esta tendencia de huertos urbanos debería dar mucho fruto.