El gigante de las tiendas departamentales que opera en México ha puesto en marcha un nuevo almacén en el centro comercial Averanda en Cuernavaca, Morelos. A través de un nuevo concepto de almacén, con una inversión de 448 millones de pesos, equivalentes a 24 millones de dólares.

El gigante de las tiendas departamentales que opera en México ha puesto en marcha un nuevo almacén en el centro comercial Averanda en Cuernavaca, Morelos. A través de un nuevo concepto de almacén, con una inversión de 448 millones de pesos, equivalentes a 24 millones de dólares.

La nueva tienda departamental cuenta con una superficie de 12,421 metros cuadrados de superficie comercial, repartidos en tres plantas en los que ha instalado un nuevo concepto de tienda en los que ahora brinda y amplía espacios a diversas marcas de cosmética y perfumería como Chanel, Dior, Estée Lauder o Lancome en los que se brinda una atención más especializada y personal. Además, en la tienda departamental operarán diversas marcas que harán énfasis en una integración de un look integral, como Levi’s, Dockers y Philosophy, entre otras.

Con la apertura, la firma suma dos establecimientos en la ciudad de Cuernavaca en la que ya había aperturado una tienda en el centro comercial Plaza Cuernavaca. Con ello la red de distribución la compañía se extiende a casi ochenta grandes almacenes, en los estados de Aguascalientes, Baja California, Ciudad de México, Guanajuato, Jalisco, Hidalgo, Yucatán y Estado de México, entre otros.

Próximamente, el grupo subirá además la persiana de dos almacenes departamentales en León, Guanajuato, y en el centro comercial Parque las Antenas que se abrirá en Ciudad de México.

Durante 2017, Sears puso en marcha dos nuevas tiendas departamentales en México; uno, sobre en la Avenida Revolución de la colonia de San Ángel, en Ciudad de México y creció con un establecimiento en el centro comercial Plaza Latitud La Victoria en Querétaro, según una nota de modaes.com

Sears inició operaciones en México en 1947, cuando abrió su primer establecimiento en la avenida Insurgentes de la capital del país. En 1997, Grupo Carso del ingeniero Carlos Slim, compró 85% de las acciones de la filial mexicana.