|  

La clasificación de 30 ciudades está basada en 17 indicadores y 48 sub indicadores; CDMX se ubicó en el lugar 28.

0 No me gusta1

 

Ciudades en todo el mundo se han dado a la tarea de construir infraestructura digital y tecnologías digitales integradas en los servicios urbanos durante la última década.

Para hacer que las ciudades sean más inteligentes, seguras, limpias e inclusivas, las autoridades municipales utilizan un conjunto de capacidades de vanguardia: Inteligencia Artificial (IA), Internet de las cosas (IoT), computación en la nube y conectividad 5G como poderosas herramientas.

Sin embargo, lograr la transformación digital de las ciudades es un proceso complejo a largo plazo con muchos desafíos y obstáculos, incluida la tecnología inapropiada, el "bloqueo" del proveedor, el costo, e incluso la reacción negativa y la oposición social.

 

Después de una década de experiencia, ahora las ciudades pueden asegurarse de tomar decisiones óptimas en términos de diseño, adquisición, implementación y monitoreo de tecnología.

 

En el Índice de Ciudades Digitales (DCI por sus siglas en inglés) 2022 que desarrolló Economist Impact y que está respaldado por NEC, se combinan los aspectos más destacados de DCI con comentarios de expertos sobre los factores clave que determinan el éxito en la utilización de la tecnología digital en las ciudades actuales, y utiliza clasificaciones para comparar el rendimiento e identificar las ciudades líderes y las mejores prácticas que las llevaron allí.

Este documento es una herramienta global de evaluación comparativa de políticas desarrolladas para medir el acceso, la adopción y el uso de herramientas digitales para apoyar el crecimiento urbano. Abarca 17 indicadores, 48 sub indicadores y 30 ciudades.

 

 

Los cuatro pilares que comprende el marco de DCI son: conectividad, servicios, cultura y sostenibilidad. Los cuales se definen como sigue:

  • Conectividad: evalúa la capacidad de infraestructura de una ciudad para conectarse digitalmente. Los tres aspectos clave que abarca son la infraestructura física, la calidad de la infraestructura y la asequibilidad. Los indicadores dentro de cada uno de estos aspectos tienen como objetivo saber si los ciudadanos pueden pagar y conectarse razonablemente a internet.

 

  • Servicios: mide hasta qué punto los residentes de la ciudad pueden beneficiarse de los servicios digitales y experimentar la eficiencia y comodidad que ofrecen. Además, captura la integración de diferentes servicios en plataformas digitales y la apertura e interoperabilidad entre los proveedores de servicios digitales.

 

  • Sostenibilidad: evalúa hasta qué punto se utilizan las tecnologías digitales para lograr un crecimiento respetuoso con el medio ambiente mediante la gestión eficiente de los recursos, la reducción de emisiones, la gestión de la contaminación y la adopción de la economía circular. En cada una de esas áreas, se evalúa la capacidad de la ciudad para aprovechar las tecnologías digitales nuevas y avanzadas, como los gemelos digitales en la construcción y los sensores inteligentes en la contaminación del aire y la agricultura, para utilizar los recursos durante más tiempo, de manera más eficiente y con un desperdicio mínimo.

 

  • Cultura: mide hasta qué punto la tecnología se ha incorporado a la vida de las personas. La factibilidad del ecosistema para permitir que las nuevas tecnologías se desarrollen y proliferen se mide evaluando factores como el respaldo legal e institucional, las capacidades técnicas y la aceptación de los ciudadanos del uso de herramientas digitales. Este pilar también evalúa el alcance de la seguridad y privacidad de los datos en las ciudades.

 

Dentro de cada pilar, hay varios indicadores y sub indicadores que miden el desempeño de las ciudades con respecto a la digitalización. En el documento, se explicó también que cada pilar recibe una puntuación, calculada a partir de una media ponderada de las puntuaciones del indicador subyacente de 0 a 100, donde 100 equivale a la digitalización más alta.

Los resultados muestran el desempeño de las ciudades en términos de métricas cuantitativas como la velocidad de internet y factores cualitativos como la presencia de estrategias, políticas y planes para tecnologías como 5G e IA.

 

En el DCI 2022, las ciudades con mejor desempeño fueron Copenhague, Ámsterdam, Beijing, Londres y Seúl, estas dos ciudades empatadas en la cuarta posición.

 

Copenhague obtuvo una puntuación muy alta en todos los pilares excepto en cultura. Mientras que las puntuaciones altas de Ámsterdam, Pekín y Seúl, se vieron impulsadas por su desempeño en los pilares de sostenibilidad y conectividad; por su parte, Londres obtuvo una puntuación alta en el pilar de sostenibilidad.

 

Este es el ranking de las ciudades más digitales en el 2022:

1 Copenhague

2 Ámsterdam

3 Beijing

4 Londres

5 Seúl

6 Nueva York

7 Sídney

8 Singapur

9 Washington DC

10 París

11 Toronto

12 Zúrich

13 Barcelona

14 Frankfurt

15 Dallas

 

 

 

16 Berlín

17 Hong Kong

18 Dubái

19 Madrid

20 Tokio

21 Roma

22 Oakland

23 Kuala Lumpur

24 Sao Paulo

25 Bangkok

26 Buenos Aires

27 Yakarta

28 México City

29 Nueva Deli

30 Manila.