|  

Analistas consideran que la incertidumbre fortalecerá las inversiones, que también buscan mercados de refugio principales y más líquidos.

2 No me gusta0

Para analistas, la recuperación del mercado inmobiliario global toma ritmo, pues la actividad alcanzó un nuevo récord en el 2021 con un cuarto trimestre que impulsó un aumento anual del 55%, así, esperan que la demanda será igual de fuerte este año. 

Y aunque el aumento de las tasas de interés, las tensiones geopolíticas y la búsqueda de oportunidades adecuadas de inversión seguirán siendo un reto, la actividad en la primera mitad del año aún podría superar la de 2021 y se pronostica un aumento del 3% para el año en general, señala Cushman & Wakefield.

 

Se espera que el PIB real mundial aumente 4.5% este año, frente al 4.3% de 2021, con un aumento generalizado respaldado por la inversión pública.

 

De acuerdo con la ‘Guía Global de Inversión en Bienes Raíces 2022’, que toma como referencia la última actividad del mercado inmobiliario en el mundo, la incertidumbre fortalecerá las inversiones, que buscan mercados de refugio principales y más líquidos, pero también retrasaría un poco el aumento de las tasas de interés.

“Además, esto se produce en un contexto aún favorable para el sector en términos de la dinámica de la demanda de inversión y de los cambios estructurales que impulsan la necesidad de contar con más espacio o con un espacio diferente”.

 

 

Por sector, los menos tradicionales merecen una inversión más fuerte cuando están impulsados por sólidas fuentes de demanda y ganancias operativas: instalaciones para el cuidado de la salud, infraestructura tecnológica y minibodegas contribuirían significativamente al rendimiento de la cartera, con la escasez de oferta como punto clave.

La consultora destaca que el virus, los acontecimientos políticos y la inflación seguirán siendo el centro de atención en Latinoamérica, un aumento en el crecimiento económico más adelante respaldará un repunte más amplio del Real Estate liderado por los inquilinos, que se acelerará en el 2023, con sus dirigentes matices regionales.

 

Puntos clave en Real Estate mundial:

-La recuperación del mercado de inquilinos se verá atenuada por la incertidumbre y la persistencia del covid, pero de no se detendrá.

-Los bienes raíces seguirán siendo atractivos gracias a sus flujos de ingresos y al potencial que los activos correctos tienen para actuar como cobertura contra la inflación.

-Los inmuebles médicos, para alojamiento, almacenamiento y en general los activos de nicho verán un mayor aumento en la proporción que se les asigna como inversiones.

-Como resultado de los nuevos patrones de uso de los inmuebles y la demanda de una mayor sostenibilidad, el reacondicionamiento del stock existente y un desarrollo inmobiliario más enfocado serán una prioridad/oportunidad.