|  

Se fortalecerá el sector al impulsar las inversiones de capital institucional y de riesgo, para que el país continúe como un mercado atractivo.

9 No me gusta1

En Colombia, las perspectivas de inversión en activos inmobiliarios son alentadoras, pues se prevé que repunten a largo de este 2022, en donde el turismo vacacional, retail, logística y oficinas se verán muy beneficiados.

Entre los actores que impulsarán este comportamiento están Pei Asset Management, Fondo Inmobiliario Colombia, Credicorp Capital, Yellowstone Capital Partners, Sura Asset Management o Ashmore.

Según cifras de Pei Asset Management, cada mes, cerca de 9.5 millones de personas entran a un centro comercial, lo que dinamiza el alquiler de estos lugares.

 

El mercado del retail deberá apoyarse la experiencia de los consumidores al regresar a los centros comerciales, ya que compran en línea, pero no descartan el comercio presencial.

 

Adicionalmente, el sector logístico seguirá con buen crecimiento, gracias al aumento de compras y el desarrollo del e-commerce, que supone una oportunidad para almacenaje y bodegas.

En tanto, el mercado de oficinas se mantiene a flote gracias a la demanda del Business Process Outsourcing (BPO), call centers y empresas internacionales de tecnología que han llegado al país.

La Asociación Colombiana de Capital Privado (ColCapital), señaló que el mercado inmobiliario es uno de los renglones más relevantes de la economía colombiana.

 

 

Paola García, directora ejecutiva de la asociación, mencionó que buscan fortalecer el sector, impulsando las inversiones de capital institucional y de riesgo, para que el país continúe como un mercado atractivo.

“Esperamos que para el 2022 el sector continúe desarrollando activos y creando nuevas oportunidades de inversión para los fondos internacionales y nacionales”, destacó la especialista en un panel de discusión.

La Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol) dijo que en el 2021 se vendieron 239 mil viviendas en el país, unas 7 mil más que la proyección para ese año; Bogotá, Cali y Medellín fueron las más beneficiadas. 

 

/Con información de La República/