Según datos recientes de la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF), hay una variación al alza de alrededor del 7.1% en el costo de las propiedades con crédito hipotecario.

12 No me gusta3

La pandemia trastocó todas las actividades productivas, desde serias afectaciones de mercado, hasta grandes transformaciones en operaciones. El mercado de la vivienda, en todos sus segmentos, no fue la excepción. 

Sin embargo, a pesar de la contracción económica, el mercado inmobiliario en México fue un sector que mostró mayor resiliencia frente al Covid-19. 

A inicios del 2020, los pronósticos para la industria inmobiliaria eran de niveles de 4%, sin embargo, las expectativas de crecimiento para el sector sufrieron un retraso. 

Durante todo este período de recesión, hubo un factor que se mantuvo con gran incertidumbre durante este tiempo: “¿Qué va a pasar con el valor de las propiedades?”.

“Debido a la magnitud de la recesión económica por el freno de actividades no esenciales en 2020 y las repercusiones que ello provocó en la demanda -que al final se reflejó en una fuerte contracción en la venta de unidades nuevas y usadas durante el periodo inicial de confinamiento-, se gestó un temor fundado de que los precios de las propiedades podrían desplomarse”, señaló Lucas Díaz, COO y cofundador de la plataforma inmobiliaria Mudafy.

No obstante, agregó, “dicho escenario no se cumplió, lo que observamos fue una moderación en el ritmo de crecimiento de los precios.”

Ejemplo de ello son los datos más recientes de la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF) a través del Índice de Precios de la Vivienda en México, que muestra una variación al alza de alrededor del 7.1% en el costo de las propiedades con crédito hipotecario.

En este sentido, la proptech indicó que esta tendencia obedece a la combinación sólida de cuatro factores:

1.- La demanda de vivienda es real. La mayor parte de las adquisiciones se realiza en inmuebles de tipo habitacional. Al cierre del año pasado, el aumento en la venta de viviendas compensó las pérdidas que sufrió durante sus primeros meses. 

2.- Desarrollo económico: El crecimiento del PIB en niveles del 19.7% al segundo trimestre del 2021, así como la decisión de Banxico de reducir en 25 puntos la TIIE (posicionando así las tasas de crédito hipotecario en niveles históricamente bajos), y el mantenimiento de tasas de interés atractivas para el sector, han propiciado el crecimiento en la demanda de bienes inmuebles en los próximos meses. 

3.- Repunte en vivienda de interés social y medio: Las propiedades con precios no mayores a 3 millones de pesos experimentaron aumento en demanda, con alzas del 5% y 8% respectivamente, concentrando a su vez el 44% de las compras realizadas en el sector. 

4.- Alta colocación de hipotecas: Las expectativas de mantenimiento de tasas de interés atractivas para el sector inmobiliario junto a la aplicación de políticas monetarias favorables, incentivarán la aprobación de este tipo de créditos, lo que a su vez se verá reflejado en el crecimiento de los precios de los bienes inmuebles en los próximos meses. 

Ante estos argumentos, hay una “demanda real” en el mercado, que evitaron un desplome en los precios de la vivienda a nivel nacional.

 “No descartamos que en los meses finales del año veremos en la vivienda media y residencial niveles de crecimiento en el valor de las propiedades muy similares al ritmo observado previo a la pandemia; toda vez que la demanda de crédito hipotecario bancario, que atiende a esos segmentos, muestra un repunte en la colocación incluso por encima de lo que se veía en 2019. Esto por el rápido fortalecimiento de la demanda por adquisición de vivienda que se ha observado en este 2021”, finalizó Edgar Erives, Country Manager de Mudafy en México.

Nacida en 2019 en Argentina, la Proptech Mudafy fue elegida ese año por Y Combinator -la aceleradora de negocios para startups más importante del mundo- donde logró atraer una ronda de inversión inicial de $1.8MDD de 22 inversores internacionales. En 2020 fue elegida dentro del selecto grupo de 12 startups latinoamericanas para participar en el programa Google for Startups Accelerator, en su edición Verano 2020