El uso y adaptación acelerada de la tecnología e incluso la inflación alta, son factores que influyen en la recuperación de esta división inmobiliaria.

0 No me gusta0

Los inversionistas deben estar atentos a los posibles y efectos potenciales a largo plazo en los bienes raíces comerciales, después de que la pandemia impulsó con fuerza el uso de la tecnología para facilitar las transacciones, la evolución de las preferencias en torno al trabajo remoto, las compras en línea, así como los costos crecientes para los propietarios, alertó James Flaum.

El director global del grupo de préstamos de bienes raíces comerciales de Morgan Stanley señaló que, si bien son “optimistas sobre los bienes raíces comerciales”, quedan preguntas relevantes con respecto a los cambios estructurales en la industria y la posible obsolescencia de algunos bienes raíces comerciales después de la pandemia.

Incluso, esta decadencia ya se veía venir en este negocio, específicamente dentro del mercado de Estados Unidos.

Por lo que el especialista recomendó que “Los inversionistas deben estar atentos a los factores que podrían tener efectos potenciales a largo plazo en este nicho de mercado, incluso a cualquier efecto que la inflación pueda tener sobre las tasas de interés cercanas a cero de la Reserva Federal (FED)”.

James Flaum puntualizó que la inflación demasiado alta podría hacer que el banco central estadounidense aumente las tasas de interés, lo que también puede obstaculizar el repunte de los bienes raíces comerciales. 

“Las tasas cercanas a cero facilitan el acceso al crédito para los prestatarios de bienes raíces comerciales, y más préstamos ayudan a que el mercado se recupere más rápido y si estas suben se encarece el precio del dinero”, dijo.

Al referirse sobre la adopción de tecnología que la pandemia aceleró en los bienes raíces comerciales, consideró que es una tendencia que probablemente continuará y ayudará a la recuperación.

El director global del grupo de préstamos de bienes raíces comerciales de Morgan Stanley aseguró que el comercio minorista es otra parte del mercado que se está recuperando con fuerza a medida que la gente regresa a los centros comerciales.

Pero advirtió que aun así, los inversionistas deben monitorear la demanda creciente y continua de comercio electrónico en comparación con el comercio minorista tradicional.