El capital mexicano es el protagonista de las operaciones de compra de edificios, posicionándose como el primer inversor latinoamericano en España.

11 No me gusta5

Según autoridades de Residential Sales Advisory de Colliers, el inversor latinoamericano ocupa el 70% de las ventas de obra nueva en el distrito de Salamanca.

El mercado residencial en España está experimentando una nueva oleada de fortunas latinoamericanas, encabezada por los mexicanos. De acuerdo con el director de la oficina de la inmobiliaria Promora en Madrid Centro, Ignacio Calzada, señaló que se dará el mismo fenómeno que hace siete u ocho años, cuando las fortunas venezolanas colonizaron la Milla de Oro madrileña, solo que esta vez liderado por el comprador mexicano.

Cabe destacar que, si bien los colombianos, peruanos y los mismos venezolanos continuarán siendo clientes frecuentes, la inestabilidad en México será una de las principales motivaciones para invertir en territorio español. Asimismo, están la oferta cultural, histórica, la calidad de vida y el compartir la misma lengua.

Carlos Zamora, socio y director de residencial de Knigh Frank, lo anterior estará ligado al actual escenario de bajos tipos de interés y la previsión de recuperación de España; siendo Madrid una de las ciudades más competitivas frente a otras en Europa respecto al residencial de lujo.

De acuerdo con diferentes directores de ventas inmobiliarias en Salamanca, la pandemia no ha detenido la compraventa de producto nuevo, cerrando los últimos meses varias operaciones por videoconferencia.

En este sentido, Zamora opinó que conforme se vaya disipando la incertidumbre y la vacunación vaya avanzando, “la actividad inversora va a tener un gran protagonismo […] muchos inversores están a la espera de ver cómo evolucionan los precios durante el segundo trimestre de 2021”.

Directivos de Residencial y Suelo de CBRE España, señalaron que hay más de 30 proyectos de los que los precios oscilan entre los 7 mil y 9 mil euros el metro cuadrado; adquiridos, principalmente por latinoamericanos con empresas privadas que gestionan el patrimonio familiar (family office).

De acuerdo con Mi Piso en Madrid, hay tres diferentes tipos de inversiones inmobiliarias en España:

  1. Rentabilidad alta, que permite duplicar el patrimonio en un tiempo breve, estimado en cuatro años.
  2. Rentabilidad media: Menos inmediato; menos riesgos. Facilita acceder a una rentabilidad del 8% por cada año, en un plazo de 24 meses.
  3. Rentabilidad baja: Siendo la modalidad más segura, es la favorita entre los inversores con grandes patrimonios, quienes prefieren generar menos dinero, pero con menos riesgos.

/Con información de El País/