La actividad en la capital argentina sufrió un retroceso interanual y la primera caída mensual desde abril, con un total de 573 escrituras de compraventa.

1 No me gusta0

En julio, la actividad inmobiliaria en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires sufrió un retroceso interanual y la primera caída mensual desde abril, con un total de 573 escrituras de compraventa, según registros del Colegio de Escribanos de la ciudad.

Este número representa una caída del 82.1%, respecto al mismo periodo del año pasado, y el peor desempeño luego del derrumbe de. 99.7% en el cuarto mes de 2020.

Al respecto, Carlos Allende, presidente del colegio, declaró: “Registramos 26 meses consecutivos de caída interanual, lo cual denota la gravedad de la situación”, al recordar que la compraventa de inmueble en CABA viene en declive desde el segundo trimestre de 2018, cuando el precio de estas operaciones se fijó mayoritariamente en dólares.

A esto se suman las restricciones de acceso a un crédito hipotecario, principalmente por las altas tasas de interés.