Sebastián da Silva, agente inmobiliario de campos en Uruguay, pronostica ‘una estampida’ de argentinos cuando se levanten las barreras fronterizas impuestas para prevenir el contagio de COVID-19.

2 No me gusta1

Mientras la pandemia del nuevo Coronavirus impide viajar entre Argentina y Uruguay, los argentinos muestran interés por adquirir inmuebles y campos en el país vecino, señalan diferentes agentes inmobiliarios, de la construcción y empresarios uruguayos. Incluso prevén que tras la pandemia, llegue una ‘ola’ de inversiones al país. Ya que la inclinación por adquirir nuevos lugares para residir inició en agosto del 2019 y tuvo otro impulso a fines del mismo año y comienzos del 2020.

Sebastián da Silva, agente inmobiliario de campos en Uruguay, pronostica ‘una estampida’ de argentinos cuando se levanten las barreras fronterizas impuestas para prevenir el contagio de COVID-19. "La semana pasada, en la venta de un campo de Flores, nos apareció un comprador argentino que no había visto el campo. ¡No recuerdo algo así, que quiera comprar a través de un apoderado sin ver el campo!". Era un campo ubicado a 160 kilómetros de Montevideo que se vendió por licitación y el inversor era de la ciudad de San Lorenzo, provincia de Santa Fe, en Argentina.  

Por su parte, Marcos Taranto, CEO de la constructora Stiler, dijo que "hay un enorme apetito por Uruguay y en particular por inmuebles de calidad en Montevideo. Nos enfocamos en la Argentina porque nos empezaron a llegar consultas permanentes para comprar y para radicar". Y agregó que ya han concretado muchos negocios y que ahora no son clientes que buscan Punta del Este, sino Montevideo, con el concepto de segunda vivienda permanente.

Para Martín Guerra, director del fondo de inversiones InCapital, el nuevo gobierno está reafirmando la fortaleza institucional del Uruguay y planteando iniciativas en diversos planos que podrían ser muy atractivas para argentinos. Y afirmó: "De hecho, recibo consultas de amigos diariamente que lamentablemente están muy pesimistas con su futuro en la Argentina y evalúan a Uruguay como una alternativa".

Finalmente, Aníbal Durán, gerente de la Asociación de Promotores Privados de la Construcción del Uruguay (Appcu), comentó que reciben multiplicidad de llamados de inversores grandes, para construir un edificio; o de pequeños, que quieren comprar unidades, para alquilar o para vivir.

/Con información de LA NACION./