|  

Invertir en infraestructura verde generaría un valor comercial anual global de hasta 1.5 billones de dólares hacia el 2030 y crearía más de 59 millones de puestos de trabajo.

10 No me gusta3

Las ciudades aportan el 80% del PIB mundial y representan el 75% de las emisiones globales de Gases de Efecto Invernadero (GEI), por lo que es necesario armonizar la relación entre entornos urbanos y espacios naturales mediante infraestructura, lo que representa grandes oportunidades de inversión.  

En Colombia se publicó el reporte ‘BiodiverCiudades hacia 2030’, una iniciativa que destaca las ciudades que están transformando su relación con la naturaleza a través de proyectos medio ambientales enfocados a temas de recuperación y conservación, así como de calidad del aire, entre otros.

 

Según el Instituto Alexander von Humboldt, una biodiverciudad es una ciudad que reconoce, prioriza e integra la biodiversidad y sus beneficios hacia un desarrollo urbano-regional sostenible.

 

Elaborado por el Instituto Alexander von Humboldt en colaboración con el Foro Económico Mundial (WEF, por su sigla en inglés), subraya que invertir en infraestructura verde es una necesidad y considera que hacerlo generaría un valor comercial anual global de hasta 1.5 billones de dólares hacia 2030.

Que se alcanzaría tras invertir alrededor de 583.000 millones de dólares en intervenciones que mejoren la naturaleza y reduzcan los impactos urbanos en la biodiversidad, asegurando beneficios económicos significativos “a medida que las ciudades se vuelven más resilientes, habitables y competitivas”.

 

 

Lo anterior, a partir de obras basadas en la protección de la naturaleza o en la recuperación de la tierra, además, a través de esta iniciativa se crearían más de 59 millones de puestos de trabajo en ciudades de todo el mundo, lo que sin duda mejoraría la captación del Producto Interno Bruto.

Según a imitativa, las soluciones de infraestructura basadas en la naturaleza restauran y optimizan las áreas ya construidas, proyectos que pueden llegar a ser 50% más baratos que las alternativas ‘netamente grises’, y ofrecen un valor agregado de más de 28% en términos de productividad.

 

 

Barranquilla, Leticia, Villavicencio, Medellín, Bucaramanga, Quibdó, Isla de San Andrés, Barrancabermeja, Manizales, Montería, Armenia, Yopal, Pasto y Pereira, son las ciudades incluidas en ‘BiodiverCiudades hacia 2030’, además, este año, un 30% del territorio colombiano será declarado como área protegida.

Así lo afirmó el presidente Iván Duque Márquez, y reiteró la importancia de fomentar el concepto de las BiodiverCiudades en el país y a nivel mundial: Son ciudades que protegen los ecosistemas y la naturaleza. Colombia es el segundo país con más biodiversidad del mundo.

“Tenemos un 52% de los páramos del planeta, un 35% del territorio es Amazonía. Solo representamos un 0.6% de las emisiones de gases de efecto invernadero, pero estamos entre los 20 países más amenazados por el cambio climático”, dijo el Ejecutivo, de acuerdo con una publicación de La Republica.