La dependencia presenta opacidad en el otorgamiento de contratos y obsolescencia en varios servicios, como el telepeaje, cuando el mundo ya opera con mayor digitalización: Movimiento Naranja.

0 No me gusta0

Durante su comparecencia ante la Comisión de Comunicaciones y Transportes del Senado de la República, sobre el proceso de concesiones y proyectos de asociaciones público-privadas, diversos senadores pidieron al titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Jorge Arganiz, que son preocupantes los niveles de opacidad en esa dependencia.

En el encuentro Noé Castañón Ramírez, senador por Movimiento Naranja, cuestionó a Arganis Díaz sobre varios temas que preocupan a las empresas, entre los que tienen que ver con la transparencia, por lo que solicitó al secretario, dé más información de los diez proyectos, mencionados por el funcionario, en donde hubo asociaciones público-privadas, así como los criterios que existen para la realización de dichos proyectos y su planeación a futuro.

El también senador por Chiapas, pidió que aclarara a lo que el secretario llamó en su informe “desdoblamiento de concesiones”, que alude a los mecanismos de participación privada, por lo que también solicitó más detalles sobre procesos y mecanismos de este tipo de negociaciones para realizar infraestructura en México

El senado pidió mejorar la atención y regularizar el tema del telepeaje, debido al cada vez mayor desabasto de las tarjetas IAVE por parte de la SCT y de las empresas competidoras, al tiempo que pidió a esa dependencia a estar actualizada en materia de desarrollo tecnológico, ya que bajo la actual tutela del Gobierno Federal, de la autollamada Cuarta Transformación, la dependencia es ajena a las tecnologías “y esto la hace anacrónica”.

Funcionario polémico

Cabe recordar que hace apenas unos días, Arganiz Díaz Leal apareció como dueño de la empresa Desbond Finance Limited con sede en las Islas Vírgenes Británicas, empresa creada en febrero de 1998, tan solo un mes después de que ingresara a la Secretaría de Obras y Servicios del gobierno de la Ciudad de México como director general de la planta de asfalto.

Desde 1998 y hasta mayo de 2003, cuando se desempeñaba como director de Obras Públicas en el gobierno de López Obrador en la Ciudad de México, el ahora titular de la SCT dispuso de un poder general sobre esta empresa.

Ante las acusaciones, AMLO lo defendió, pero al mismo tiempo, reconoció que el funcionario sí tenía dinero en un paraíso fiscal: “Yo estaba enterado que iba a salir esta investigación porque Arganiz me dijo que estaba preocupado por un dinero que depositó en un fondo y fue al extranjero”, dijo Obrador el 4 de octubre.

Otro escándalo de Arganiz fue en marzo de este año, cuando dijo que los ingenieros civiles deberían estar al frente de las obras del gobierno federal a cargo de la SCT, y no los ingenieros militares como sucede en varios de los proyectos más importantes de AMLO, como el Aeropuerto de Santa Lucía y el Tren Maya.

Con información de Expansión, Boletín y Transpornder 1200