Hacia el 2022 o 2023 se realizarán 61 vuelos por hora, que en realidad es el tope máximo que deberían permitirse en el AICM.

3 No me gusta0

El gobierno federal limitará poco a poco los vuelos en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) hacia el 2022 o 2023, a 61 operaciones por hora, el tope máximo de vuelos que deberían permitirse, para que las aerolíneas utilicen el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA).

Carlos Morán Moguel, subsecretario de Transportes de la SCT, señaló que las aerolíneas saben que no se pueden realizar más de 61 operaciones por hora en el AICM. En este sentido, se dijo que el nuevo aeropuerto de Santa Lucía atenderá las necesidades de la aviación mexicana para los próximos 30 o 50 años.

“Se va a limitar un poco el número de operaciones que tenía en 2019, el aeropuerto está apenas en recuperación, aún no ha alcanzado los niveles de 2019, sin embargo, va hacia allá”, mencionó el funcionario durante un recorrido por la terminal aérea.

Recordó que, previo a la pandemia, el AICM operó por encima de los 61 vuelos por hora, y calculó que entre 2022 y 2023 se recuperará a esos niveles y será cuando se requerirá limitar las operaciones. Recalcó que la intención de limitar los vuelos no es afectar a las empresas de aerolíneas.

“No queremos afectar a las aerolíneas cuando están saliendo de una auténtica crisis, la peor de la aviación, pero sí que comprendieran las ventajas que está representando Santa Lucía, y por atracción natural, les interese venir a Santa Lucía”.

El vocero de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) añadió que “el tema fundamental van a ser los slots del AICM, y ahí es donde vamos a trabajar con las aerolíneas y definamos perfectamente cómo le vamos a hacer para tener las 61 operaciones por hora y no excederlas”. 

En el 2019, el aeropuerto de la Ciudad de México llegó a su pico máximo histórico, al movilizar a 50.3 millones de pasajeros, un nivel que descendió debido a la pandemia que trajo restricciones mundiales de vuelos y que aún no se recupera.

El plan del gobierno federal para inclinar la saturación del AICM consiste en topar en 50 millones el volumen de pasajeros que atiende este puerto aéreo; agregar 10 millones desde el aeropuerto de Toluca, y que Santa Lucía mueva cerca de 19 millones.

En tanto, el general Gustavo Vallejo, encargado de la construcción del AIFA, adelantó que ofrecerán un plan tarifario, en 15 días aproximadamente, para que las aerolíneas utilicen el aeropuerto en el Estado de México, y afirmó que hay varias interesadas en operar en este.

Aseguró que se cumplirá con el costo previsto del proyecto, que tiene un  avance cercano al 70%, de no más de 79 mil millones de pesos (mdp), esto pese a que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) fijó el precio final, producto de la inflación, en cerca de 85 mil millones de pesos.

Se indicó que las pistas del AIFA son de concreto hidráulico; la terminal de pasajeros tendrá capacidad para 20 millones de viajeros; tendrá una terminal para aviación privada y otra para operaciones de helicópteros; construyen una base de mantenimiento, un hotel, vías de acceso para ferrocarril, autobuses, autos.

La puesta en operación de este aeropuerto, sumado al de la Ciudad de México y al internacional de Toluca, va a permitir en 30 años o 50 años más satisfacer perfectamente las necesidades de aviación en la Zona Metropolitana de la Ciudad de México, con el rediseño del espacio aéreo metropolitano.